martes 11 diciembre, 2018
Ultimas noticias

A pocos días de la inauguración del Centro de Trasbordo, colectiveros y pasajeros aprueban la obra

Confort, seguridad y organización del tránsito, son los principales beneficios según los matanceros. “Estamos muy conformes”, resaltan.

El 17 de julio se inauguró el Centro de Trasbordo de González Catán, que, junto con el Metrobus, busca mejorar el viaje de los 240 mil pasajeros que utilizan el transporte público diariamente. A pocos días del corte de cintas, colectiveros y pasajeros aprueban la obra.

Dos de las palabras más repetidas por los usuarios son comodidad y seguridad. Es que, el nuevo nodo de trasbordo, emplazado a la altura del kilómetro 29 de la Ruta Nacional Nº 3, en su intersección con la Ruta Provincial Nº 21, cuenta con refugios techados donde se pueden esperar las doce líneas de colectivos que circulan por el lugar y, también, dispone de un puesto policial que garantiza protección al pasaje.

Pero los usuarios no son los únicos que destacan los beneficios del Centro de Trasbordo. Walter Cipolat, inspector de la línea 180, subrayó que la obra vino a organizar el tránsito que circula por las carreteras Nº 3 y Nº 21 para, de esta manera, evitar que sucedan accidentes en la zona. “Es más seguro y cómodo”, coincidió.

“Ayudó mucho a la unificación de las líneas de transporte y, también, nos favoreció mucho a nosotros ya que es más cómodo para trabajar. Estamos muy conformes”, resaltó en diálogo con El1 Digital.

Antes de la construcción del Centro de Trasbordo, los matanceros esperaban los colectivos a la intemperie. Ahora, la zona del kilómetro 29 luce renovada al contar con nuevos cruces semafóricos sobre la rotonda de Ruta Nº 21, mayor iluminación, un puente peatonal que conecta con la estación Independencia del tren Belgrano Sur, dos centros administrativos, estacionamiento para combis, colectivos y autos particulares y murales sobre las paredes del puente 29.