lunes 20 agosto, 2018
Ultimas noticias

Acamparon frente a una escuela para reclamar mejoras edilicias

Luego del anuncio de suspensión de clases por graves problemas de infraestructura, los padres de los alumnos de la Escuela Primaria N° 6, de San Justo, decidieron acampar frente al establecimiento para reclamar mejoras.

Los padres de alumnos de la Escuela Primaria N° 6, ubicada en Defensa 3.774, en el barrio Villa Constructora, en la localidad de San Justo, decidieron acampar en la puerta del establecimiento con el fin de visibilizar las diferentes problemáticas edilicias que reclaman hace varios años.

La institución data de hace más de cien años y sus instalaciones, tanto de electricidad como de gas, son muy antiguas y fueron reparadas con “parches”, tal como relatan los docentes y padres. Además, las paredes comenzaron a agrietarse como consecuencia de otra obra de infraestructura que se está realizando sobre el colegio.

“El edificio es muy antiguo, reconocemos que se hicieron cosas nuevas, pero hay cañerías muy viejas, el sistema eléctrico no es bueno porque cuando se conecta una estufa o una pava salta la térmica. El primer piso, en donde se están construyendo dos aulas nuevas, no tiene salida de emergencia y se instalaron estufas que no tienen las rejillas de ventilación correspondientes”, explicaron las madres de los estudiantes, en diálogo con El1 Digital.

“Desde el 1° de mayo notamos que había mucho olor a gas, se hicieron los llamados correspondientes y cortaron el suministro. Así, desde junio, el colegio está sin gas. También, se realizó una colecta para que los chicos puedan tener una estufa, los enchufes de las cocina no funcionan. Las mochilas de los baños son de hierro y las tapas están flojas, por lo que pueden caer en la cabeza de alguna persona. No se cambian puertas y ventanas desde hace años”, detalló Marcela Dilonardo, abuela de una alumna.

La escuela cuenta con una matrícula de 500 estudiantes, los cuales deben continuar con sus estudios en sus hogares para no perder el ciclo lectivo. “Este reclamo no es de ahora, sino que hemos recurrido varias veces a los funcionarios para que resuelvan los problemas que existen”, manifestó.

Ante dicho panorama, la dirección del establecimiento decidió suspender las clases por tiempo indeterminado. “Nadie vino del Consejo Escolar a ver los problemas que hay,son inhumanas las condiciones en las que estudian nuestros hijos y tenemos miedo que suceda algo, por eso acampamos en la puerta”, contó otra madre, Johana Paredes.