lunes 12 noviembre, 2018
Ultimas noticias

Advierten que peligra la situación de las personas carenciadas para continuar con los tratamientos de diálisis

Asociaciones que trabajan con la terapia renal aseguraron que, si no se salda la deuda del Programa Federal Incluir Salud, continuarán cerrando los centros de diálisis.

De acuerdo a lo que denunciaron desde la Cámara Argentina de Servicios y Productos de Terapia Renal, “el Programa Federal Incluir Salud tendría pagos pendientes que ascenderían a más de 600 millones de pesos” y, en consecuencia, muchos centros de diálisis han tenido que cerrar sus puertas.

En esa línea, desde la asociación civil sin fines de lucro que trabaja para crear conciencia sobre el cuidado renal y la inclusión del tratamiento renal como parte de las políticas públicas de Salud, advirtieron a El1 Digital que, con el correr de los días, recrudece la situación de las personas carenciadas para continuar con los tratamientos de diálisis y que las organizaciones que nuclean a los centros de diálisis de todo el país han dispuesto no incorporar nuevos pacientes del Programa Incluir Salud.

“Tienen más de doce meses de prestaciones impagas en un contexto marcado por el incremento paritario del 27,5 por ciento de los trabajadores del sector, la devaluación de la moneda, el aumento del combustible, la inflación acumulada en el año y el incremento en los costos del 35 por ciento. No se puede seguir así porque es insostenible”, aseguraron.

Además, alertaron que, de no ser posible la inmediata y total cancelación de la deuda, correrá peligro el tratamiento de miles de beneficiarios del Programa.“Las cifras oficiales indican que en todo el país hay casi seis mil pacientes en diálisis, bajo la cobertura de Incluir Salud y, una semana sin el tratamiento, representa para muchos la muerte. No se puede jugar más con la vida de las personas”, indicó Enrique Schinelli, gerente de la Cámara Argentina de Servicios y Productos de Terapia Renal.

En tanto, aseguró que en el país hay cerca de 30 mil pacientes en diálisis y son 460 los centros afectados por la crisis. “La tasa de crecimiento de la enfermedad renal es de entre uno y dos por ciento anual, lo que indica que cada vez hay más pacientes requieren el tratamiento, y la esperanza de vida es cada vez mayor, aunque disminuye proporcionalmente cuanto menores son los ingresos”, declaró el referente de la Cámara Argentina de Servicios y Productos de Terapia Renal.