sábado 15 diciembre, 2018
Ultimas noticias

Alertan sobre el aumento de la demanda de alimentos en el Distrito: “Asistimos con bolsones de comida a 53 mil familias”

La cifra aumentó en los últimos dos años. Hasta 2015, 7.900 familias recibían ayuda alimentaria. La misma situación se replica en los espacios comunitarios. “Pasamos de 88 comedores, a tener más de 400”, alarmaron desde Desarrollo Social.

En una entrevista con El1 Digital, la subsecretaria de Desarrollo Social local, María Laura Ramírez, alertó sobre el aumento de la demanda de alimentos en La Matanza y aseguró que, desde su cartera, se redoblan los esfuerzos para poder contrarrestar la difícil realidad que viven los barrios del Partido.

En este marco, explicó: “Cuando asumí en 2015, asistíamos a 7.900 familias con bolsones de mercadería. Hoy, como consecuencia del desempleo, los tarifazos y el aumento de la canasta básica, asistimos a 53 mil familias que concurren, mes a mes, a las 19 delegaciones que tiene la Secretaría de Desarrollo Social en el Partido”.

Esta situación, afirma Ramírez, se repite en los espacios comunitarios que funcionan dentro de los barrios matanceros: “Hace dos años, teníamos 60 comedores y dábamos 28 copas de leche, lo que nos daba un total de 88 lugares abiertos. Ahora, tenemos 420 espacios comunitarios y miles de chicos y abuelos que van en busca de un plato caliente”.

“En estos puntos, brindamos, en la mayoría de los casos de lunes a lunes, desayuno, almuerzo, merienda y refuerzo nocturno, este último destinado a adultos mayores que no llegan a fin de mes y se acuestan sin comer”, completó.

Pérdida de derechos

 

Según la funcionaria, el hambre dice presente en todas las localidades: “En Ramos Mejía, cientos de personas retiran bolsones de comida mes a mes. En la estación de Gregorio de Laferrere, por ejemplo, más de 500 mujeres sin trabajo volvieron a organizar el trueque. Para mí, todo esto es peor que en 2001 porque esa crisis devino de una pérdida económica y de derechos de diez años, pero, hoy, el pueblo perdió derechos importantísimos en tan solo 18 meses”.

“Por todo esto, pedimos a las autoridades bonaerenses la declaración de la emergencia alimentaria a nivel provincial, porque el hambre no puede esperar”, enfatizó.

Déficit habitacional

A través del eje de mejora habitacional, la Secretaría de Desarrollo Social brinda soluciones en las casas de personas de bajos recursos, con discapacidad, problemas de salud, que sufrieron el incendio de su propiedad o los embates de las lluvias y las inundaciones. En el último trimestre, construyeron monoambientes a más de 500 familias que se encontraban en situación de calle tras no poder pagar los alquileres.

“Estas 500 familias quedaron en la calle por el desempleo que hay. Desde el Municipio, los acompañamos y les construimos, en la casa de un familiar, una nueva habitación o un monoambiente, volviendo, de esta manera, a la figura de familia ensamblada”, remarcó.