sábado 15 diciembre, 2018
Ultimas noticias

Aumento de combustibles: la nafta sube 7,2 por ciento y el gasoil, seis por ciento

Las petroleras empezaron a aplicar el segundo ajuste del año entre el domingo y el lunes. El litro de nafta súper ya se acerca a los 20 pesos.

Desde este domingo, volvieron a aumentar los precios de la nafta y gasoil en todo el país, aunque algunas petroleras empezaron a remarcar sus pizarras este lunes. Específicamente, el aumento de la nafta llegó al 7,2 por ciento y el del gasoil, a seis por ciento.

El incremento en los surtidores surgió del acuerdo de revisión trimestral de precios para los combustibles líquidos que impulsó el Gobierno nacional entre petroleras para trasladar la suba de los costos al precio que pagan los consumidores en las estaciones de servicio.

Entre los factores que inciden en esos costos aparecen, principalmente, el valor local del dólar y la cotización internacional del barril de crudo. Si bien en los días previos a la entrada en vigencia de esta nueva suba se especulaba aplicar un ajuste de entre tres y cinco por ciento, la devaluación que llevó el dólar a 16,88 pesos el viernes impulsó un incremento mayor.

En las estaciones de servicio de La Matanza los nuevos precios ya se aplican. Así, en YPF y Petrobras se consiguen los valores más baratos: en ambos casos, la súper pasó a 19,93 pesos el litro, mientras que la alternativa premium cotiza 22,47 pesos.

En tanto, en Axion la súper cuesta 19,97 pesos por litro, mientras que la de mayor calidad se vende al mismo precio que en YPF y Petrobras. Shell tiene los combustibles más caros del mercado: la súper cuesta 20,29 por litro, mientras que la premium saltó a 23,35 pesos.

Con este ajuste, en lo que va del año, el precio al público se encareció más de 15 por ciento en naftas y once puntos en gasoil, calculado sobre la base del aumento acumulado de 31 por ciento durante 2016.

Se prevé que estas nuevas subas impactarán directamente en los costos de transporte y logística, que derivará en mayor presión en el nivel general de precios y una nueva ronda de aumentos, por ejemplo, en los alimentos.