viernes 15 diciembre, 2017
Ultimas noticias

Buscan reducir un 50 por ciento los accidentes de tránsito

Desde la organización Madres del Dolor adelantaron que se está trabajando para elevar las penas otorgadas por muertes en accidentes viales. “Estamos luchando para los números cambien”, declaró Viviam Perrone, titular de la ONG.

Miles de organizaciones sociales de todo el mundo se unirán, bajo el hashtag #WDoR2017, o sea Día Mundial de la Memoria, con el objetivo de crear conciencia para lograr reducir a la mitad las muertes y las lesiones graves producidas en ocasión de accidentes viales.

En esa línea, Viviam Perrone, la fundadora de la ONG “Madres del Dolor”, contó a El1 Digital que están trabajando para que, en casos en los que se produzca una muerte porque se infringió una ley, ya sea que el conductor tenga exceso de alcohol, de velocidad o esté usando el celular, se eleven las penas.

“Hoy estamos hablando de condenas de sólo tres años y muchas de ellas quedan en suspenso. Pensamos que cuando hay muertes por no respetar una ley vial, el mínimo tiene que ser superior a eso”, manifestó.

Asimismo, declaró que, en la actualidad, el alcohol y la velocidad son un agravante. Sin embargo, advirtió que, para que se considere así, el conductor tiene que estar circulando a más de 30 km por encima de la velocidad indicada para ese trayecto o tener más del doble de alcohol en sangre de la cantidad permitida. “Eso es una locura y estamos luchando para esos números cambien”, aseguró.

Por último, Perrone recordó la muerte de su hijo Kevin Sedano, víctima de un accidente de tránsito, ocurrido en el año 2002, cuando el joven tenía 14 años. El vehículo que lo chocó era conducido por Eduardo Sukiassian, quien huyó del lugar sin prestar asistencia a la víctima. Fue condenado el 14 de marzo de 2007 a tres años de prisión efectiva por homicidio culposo por el Tribunal Oral N° 7 de San Isidro, pero el conductor obtuvo la excarcelación días más tarde.

“Seguimos sin controles en las calles y parece que con pagar las multas está todo solucionado. Esto no puede seguir así. Por eso, este sábado nos vamos a reunir en el Obelisco, que se va a iluminar de amarillo, en recuerdo de todas aquellas víctimas. Además, el domingo, a las 16, en el marco del Día Mundial de las Víctimas de Accidentes Viales, nos vamos a juntar en la calle Paraná, en San Isidro, para remontar 500 barriletes en forma de estrellas amarillas, que tienen en nombre de nuestros seres queridos”, comentó Perrone.