Lunes 26 Junio, 2017
Ultimas noticias

Cayó un fotógrafo que engañaba a menores y las sometía a sesiones eróticas

El acusado captaba a las adolescentes en Ramos Mejía y las trasladaba a su estudio bajo pretexto de que tenía “contactos” para hacerlas famosas, según informó la Policía. Fue aprehendido tras la denuncia de una mamá.

La madre de una joven de 15 años descubrió que su hija había sido víctima de una trampa instigada por un hombre que se hacía llamar fotógrafo, quien había convencido a la menor para que se deje tomar instantáneas en su estudio bajo promesa de convertirla en famosa, según informaron a El1 Digital fuentes de la Policía.

Gracias a la mujer, que efectuó la denuncia correspondiente al caso, fue iniciada una investigación que, finalmente, derivó en la captura del sospechoso, sobre quien, ahora, recaen acusaciones por el delito de “Producción y/o comercialización de representación de menores de 18 años dedicadas a actividades sexuales”.

A las jóvenes, “les hacía adoptar posturas que iban subiendo de tono”, contaron las fuentes.

De acuerdo a los voceros, el señalado por este ilegal accionar, de 28 años, convencía a las chicas en la calle para “hacer una sesión de fotos en su estudio”, donde las obligaba a “sacarse la ropa y hacer tomas sexuales”. Es por eso que fue apresado por producir pornografía infantil.

La aprehensión, llevada a cabo por la Superintendencia de Delitos Complejos, fue concretada en una casa situada sobre Alvear al 2.200, de Ramos Mejía.

En referencia al caso que disparó las indagaciones, trascendió que el fotógrafo llevó a la menor a su domicilio para, luego, trasladarla a un hotel alojamiento. Durante esa jornada, el agresor “le hacía adoptar posturas que iban subiendo de tono y le fue pidiendo que se sacara sus prendas para verse más sensual”, especificaron las fuentes.

Así, tras engañar a la chica, consiguió las imágenes eróticas y de contenido sexual explícito que, posteriormente, compartió en Internet. Los investigadores aseguraron que atacó a varias otras víctimas: “Primero, les sacaba fotos en lugares públicos, pero, cuando ganaba su confianza, las llevaba a su vivienda”, advirtieron. Y agregaron: “Les decía que tenía contactos para promocionarlas como modelos”.

En el allanamiento sobre Alvear, los efectivos secuestraron las computadoras, CD’s, pen-drives y discos rígidos en que eran almacenadas las instantáneas.

Interviene la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio de Conflictos Sociales, Familiares y Delitos contra la Integridad Sexual Nº 2 del Departamento Judicial de La Matanza.

Fuente: El1 digital