jueves 13 diciembre, 2018
Ultimas noticias

Ciudad Evita: a 20 meses de la declaración de reserva natural, vuelven a insistir por la inclusión de parcelas omitidas

Vecinos y ambientalistas renovaron el pedido por los terrenos omitidos en el proyecto original de reserva natural, sancionado en septiembre de 2015 por el HCD. Relleno de humedales, inundaciones, construcciones ilegales y basurales, las problemáticas más graves.

“Omisión involuntaria”. Ese fue el término utilizado por la Comuna para explicar la exclusión de parcelas en el proyecto de reserva naturalaprobado por el Honorable Concejo Deliberante (HCD) allá por septiembre de 2015. El tiempo pasó y los grandes terrenos que conforman las 500 hectáreas del espacio verde de Ciudad Evita todavía esperan para ser preservados, aunque ya hay consecuencias.

En la parcela 948 remante y 940 G, se encuentra el sitio arqueológico Tres Ombúes, yacimiento donde se hallan los restos de la cultura Querandí. A pesar de que un cartel señala “Se advierte a la comunidad que las construcciones detectadas no están autorizadas y se hallan en infracción”, allí, avanzan emprendimientos inmobiliarios ilegales amparados en la excusa de que la zona no está protegida por la ley. El fenómeno de las construcciones clandestinas se replica, lamentablemente, en otros puntos del bosque.

Un paso previo a las edificaciones ilícitas, pero, incluso, más grave, es el relleno de humedales. En las cercanías del rio Matanza y, también, del Puente 13, desconocidos continúan tapando estos reservorios de agua, claves para contrarrestar anegamientos e inundaciones en los barrios.

“Todos los humedales tienen una serie de bienes y servicios ecosistémicos fundamentales. La principal función es la amortiguación de las inundaciones. Son zonas que almacenan agua por encima y debajo de su sustrato y están vinculadas con el cauce principal del río”, especificó Gabriela González Trilla, doctora en Ciencias Biológicas y especialista en humedales.

Guardianes del bosque

Para volver a poner en agenda el reclamo de los vecinos de Ciudad Evita, los ediles del Frente Renovador, Daniel Novoa y Ariel Martínez, presentaron el proyecto de ordenanza 11252/17 para corregir la omisión. Pero, aun, no hay noticias. Además, los frentistas piden la incorporación de un equipo de guardaparques, encargados de bregar por la preservación de la reserva.

“Vimos máquinas que sacan plantas herbáceas aunque esté prohibido. Por eso, es indispensable que se designen guardaparques para que sean los guardianes del lugar y actúen contra estas personas que están atentando contra la reserva”, exigió María, vecina y ecologista, consultada por El1
Digital.

La naturaleza, en peligro

Residuos domiciliarios, desechos industriales y restos de talleres textiles clandestinos son arrojados sobre el cauce de los arroyos que atraviesan la reserva natural de Ciudad Evita. También, la intersección de la Mulita y el Pindo se convirtió en el lugar predilecto de los carreros para arrojar basura.

“Siguen destruyendo el patrimonio que es de todos”, alertaron desde Ciudad Evita por el Bosque, al tiempo que sentenciaron: “Necesitamos que los funcionarios hagan algo, la vida de la reserva y de la naturaleza están en sus manos”.