miércoles 24 abril, 2019
Ultimas noticias

“Colapsa el sistema de diálisis en todo el país”

Así lo advirtieron desde la Asociación Regional de Diálisis y Trasplantes Renales de Capital Federal y Provincia de Buenos Aires. Aseguran que es por el incremento de insumos y servicios.

De acuerdo a lo que denunció la Asociación Regional de Diálisis y Trasplantes Renales de Capital Federal y Provincia de Buenos Aires (ARD), debido a las subas de los insumos, de los servicios y a la falta de aumento de sueldos, los tratamientos de diálisis en el país se encuentran en situación de emergencia.

Según explicaron a El1 Digital, “la crisis que azota a todos los sectores de Argentina impactó, también, en estos servicios, lo que llevó al cierre de varios centros sanitarios, situación que pone en riesgo la salud de más de 30 mil pacientes”.

“El sector de diálisis atraviesa en la actualidad una compleja situación de emergencia, profundizada por los desfasajes económicos ocurridos en 2018. Esto requiere una solución imperiosa y ya hemos expresado nuestra preocupación y la magnitud del problema a los funcionarios de turno, pero la falta de actualización de sueldos y la enorme demora en los pagos tornan imposible el sostenimiento de los servicios”, aseguró Alfredo Casaliba, titular de la ARD.

En tanto, desde el organismo advirtieron que los centros de diálisis tratan a pacientes que, en su mayoría, tienen como principal financiador al Estado. “Se tratan personas que vienen de PAMI, de la Agencia Nacional de Discapacidad y de obras sociales provinciales y sindicales. Les incrementaron un 33 por ciento las prestaciones, pero, al ser prorrateado en diferentes meses, no llega a cubrir los gastos mínimos. Además, subieron los costos y eso hace que hoy los centros entren en déficit”, alertaron.

El trabajo diario

Las empresas y centros prestadores de todo el país se encargan de brindar tratamiento dialítico a estos pacientes de manera permanente y, por ello, realizan tratamientos mensuales, de cuatro a seis horas cada uno de ellos, lo que equivale a aproximadamente 390.000 tratamientos cada mes.

“Para tales fines, se utiliza material sofisticado, tanto en equipamiento, medicación y en descartables, que aseguran la alta calidad de la terapia y el sostenimiento de la salud y la vida de cada paciente. Una gran cantidad de los insumos que se utilizan no se producen en el país, por lo que se deben importar. Asimismo, la complejidad de esta terapéutica requiere de personal numeroso y altamente capacitado. Este servicio es intensivo en personal, en insumos, en equipamiento y en medicación y, si no se presta especial atención, en el corto plazo muchos o todos estos centros deberán cerrar sus puertas”, indicaron desde la ARD.