domingo 09 diciembre, 2018
Ultimas noticias

Con la advertencia de 2.000 despidos y 70 fábricas cerradas, la UOM se movilizó en La Matanza

Al igual que otros gremios enrolados en la CGT pero críticos de su conducción, antes de sumarse a la movilización de las organizaciones sociales y las CTA en Plaza de Mayo, los trabajadores metalúrgicos marcharon por las calles del Distrito para visibilizar la compleja situación que atraviesa la industria.

Este lunes, en el marco del inicio de las medidas de fuerza previas al par  o nacional de la CGT, la seccional La Matanza de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) encabezó una jornada de lucha en el Distrito, con una movilización desde la sede del sindicato ubicada en avenida de Mayo al 2.000, en Ramos Mejía, hacia las puertas del Palacio Municipal, frente a la plaza de San Justo. Luego, los trabajadores metalúrgicos se sumaron al homenaje que las dos CGT matanceras le rindieron al líder sindical José Ignacio Rucci en la Plaza de los Trabajadores, en Lomas del Mirador, y, desde allí, al igual que varios gremios enrolados en la CGT, marcharon hacia Plaza de Mayo para sumarse a la protesta de las CTA y los movimientos sociales.

En diálogo con El1 Digital, el secretario general de la UOM local, Hugo Melo, explicó que la movilización hacia las puertas de la sede del Ejecutivo matancero “tuvo como intención acercarle un petitorio a la intendenta (Verónica Magario) para contarle la situación de las fábricas que están con problemas y advertirle por las que van a tener problemas”. “Es una forma de acompañarla llevándole más información de la que ella ya tiene y que sepa lo que estamos pasando”, explicó el referente sindical.

En el petitorio en cuestión, que fue recibido por el jefe de Gabinete local, Alejandro “Topo” Rodríguez, la UOM formula fuertes críticas a la política económica del Gobierno nacional y detalla que “desde diciembre de 2015, se perdieron más de 2.000 puestos de trabajo, cerraron más de 70 empresas y hay 850 puestos de trabajo amenazados por más de 25 empresas en riesgo de cierre”, solo contando la situación en el Distrito.

La movilización de los metalúrgicos incluyó, también, una volanteada de visibilización de la situación que atraviesa la industria local. “Ningún trabajador desocupado es responsable de la situación que transita, sino que es producto las decisiones políticas equivocadas. Sin trabajo no hay país, sin industria no hay nación”, dice la folletería que repartieron.

La difícil situación que atraviesan los trabajadores del sector en el Distrito motivó al gremio a movilizar junto a las CTA, pese a que es uno de los sindicatos de mayor peso dentro de la CGT, que parará a partir de la medianoche, pero sin salir a las calles. “Mañana no va a funcionar ninguna fábrica. De acá para adelante, hay que iniciar un plan de lucha que no sea solo un paro; se necesita mucho más que eso, hay que movilizar, hay que trabajar y estar permanentemente con los problemas que hay todos los días, que son muchos”, planteó Melo en ese sentido.