sábado 25 mayo, 2019
Ultimas noticias

Cuenca Matanza Riachuelo: un fallo de la Justicia Federal determinó que respirar aire puro es un derecho humano

El juez Jorge Rodríguez también requirió a la ACUMAR que en un plazo de 20 días instale un sistema para monitorear la presencia aérea de benceno, además de la adopción de informes semestrales integrados con datos de la Provincia y la Ciudad de Buenos Aires, entre otros puntos. Beneplácito de las ONGs y la respuesta de la Autoridad oficial.

El juez federal de Morón Jorge Rodríguez determinó, en un fallo inédito, que es un derecho humano respirar aire puro sin contaminantes agregados por la actividad del hombre, y requirió a la Autoridad de la Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR) que, en un plazo de 20 días, instale un sistema para monitorear la presencia aérea de benceno. El magistrado también requirió a la ACUMAR que, de manera semestral, adopte informes integrados con los datos de la Provincia y la Ciudad de Buenos Aires, así como de una firma contratada por el ente, entre otros puntos.

El magistrado Rodríguez es uno de los jueces que ejecutan la sentencia de la Corte Suprema de Justicia que ordena a los Estados nacional, bonaerense y porteño el saneamiento del Riachuelo. De esta manera, hizo lugar al reclamo presentado por un Cuerpo Colegiado integrado por varias ONGs, que tienen la función de controlar la ejecución del dictamen, en cumplimiento de una manda judicial de la Corte.

En el fallo del 14 de mayo pasado se resolvió “declarar que constituye un derecho humano el acceso al aire sin contaminantes agregados como consecuencia de actividades antrópicas que puedan producir daños a la salud humana”.

Al respecto, Raúl E. Estrada Oyuela, embajador jubilado y miembro de la Academia de Ciencias del Ambiente, en diálogo con El1 Digital, evaluó: “El fallo es un precedente fundamental para nuestro país y creo que tendrá fuerte repercusión internacional. El reconocimiento del derecho a respirar aire limpio de contaminación producida por el hombre como un derecho humano, significa una protección principal para la salud y la vida de las personas. El aire de la Cuenca Matanza Riachuelo está contaminado desde fines del siglo XIX y las autoridades provinciales, municipales y nacionales no han establecido los límites necesarios a las emisiones de gases y partículas”.

Y anticipó: “A partir de este fallo deberán dar cuenta de  las consecuencias de la complacencia con la contaminación. Buscamos una decisión similar para las aguas afectadas por las descargas de cloacas y efluentes industriales”.

Respuesta oficial 

Desde ACUMAR, por su parte, su Director General Ambiental, Nicolás Bardella, afirmó a este medio: “Desde 2010, ACUMAR lleva adelante tareas de monitoreo de calidad de aire en distintos sitios de la Cuenca Matanza Riachuelo (…) Actualmente, tenemos dos estaciones monitoreo continuo: una en Dock Sud, y otra, en el barrio Las Mercedes. Ambas, recolectan datos de calidad de aire minuto a minuto, y mide todos los compuestos estipulados por la normativa ambiental, entre ellos, el benceno y el material particulado. Los resultados que obtuvimos hasta ahora marcan que esos componentes están dentro de los parámetros permitidos”.

En relación a la causa judicial, el funcionario adelantó: “Los cambios que puedan producirse en la normativa de calidad de aire en la Cuenca están en constante estudio dentro de una Mesa Interjurisdiccional (conformada por ACUMAR; Provincia, CABA y Nación) que se reúne periódicamente y la cual debe entregar un informe al Juzgado en los próximos 25 días”.