jueves 23 noviembre, 2017
Ultimas noticias

Denuncian mala praxis y abandono de persona en el Hospital del Niños

Una familia denunció a médicos del nosocomio pediátrico municipal por mala praxis al atender a un nene de un año. La directora del hospital evitó dar precisiones porque, como familiares de la presunta víctima atacaron a los profesionales, la Justicia ya intervino.

Diego Maidana tiene un año, padece el Síndrome de Meige y tuvo que ser atendido en el Hospital del Niño, de San Justo, por un broncoespasmo. Sin embargo, según denunció su padre, tras realizársele un “mal diágnostico”, fue derivado a Terapia Intensiva. Luego, la familia llevó al chico al hospital Garrahan, donde les aclararon que el chico no tenía ninguna enfermedad terminal como les habían dicho en el centro de salud municipal.

El padre del niño, Gustavo Maidana, relató a El1 Digital que su hijo “tuvo que soportar varias inyecciones porque los médicos no sabían qué enfermedad tenía”. “Mi hijo estuvo todo entubado; me lo estaban matando y le daban medicamentos equivocados porque tenía convulsiones”, decnunció.

“Mi hijo tuvo que soportar varias inyecciones porque los médicos del hospital de San Justo no sabían qué enfermedad tenía”, sostuvo el padre del menor.

Luego de que el niño se recuperara en el propio nosocomio pediátrico comunal, fue trasladado a su casa. Allí, comenzó a comer y a mover su cuerpo con normalidad hasta que, por una recaída, fue llevado al hospital Garrahan, donde, finalmente, fue dado de alta tiempo después. Sin embargo, cuando su salud volvió a empeorar, su familia lo hizo tratar, nuevamente, en el sanatorio matancero por la cercanía a su hogar.

Maidana explicó que, allí, fue internado en Terapia Intensiva “ante el abandono de los médicos”. “Diego es un chico especial y necesita mucha atención, pero los doctores estaban durmiendo y no se querían levantar para atendernos”, disparó.

Ante el actuar de los médicos, Maidana sostuvo: “El nene fue manoseado, le inyectaron medicamentos que lo perjudicaban y me acusaron de ser un mal padre porque reaccionaba defendiendo a mi hijo”. Y agregó: “Los médicos llamaron a la Policía y me acusaron de violento, por lo que, ahora, no puedo verlo”.

La familia realizó denuncias por mala praxis, abandono de persona, lesiones y discriminación en la Comisaría 1ª de San Justo y la Fiscalía N° 9, que está a cargo del caso. “Respeto mucho a los médicos, pero lo que hicieron con mi hijo no tiene perdón. Los profesionales de Terapia Intensiva lo salvaron cuatro veces; ahora, está internado y se recupera lentamente”, manifestó Maidana.

Por su parte, la directora del Hospital del Niño, Liliana Silva, se excusó de dar mayores explicaciones al ser consultada por este medio: “Hubo agresiones a dos médicos de Guardia y, a raíz de esto, tomaron participación la Comisaría 1ª y la Fiscalía N° 9, por lo que no puedo dar precisiones”.