lunes 20 agosto, 2018
Ultimas noticias

Desde el jueves, todos los comercios deben aceptar tarjeta de débito

Es una medida impulsada por la AFIP para minimizar la evasión fiscal. Los comerciantes critican las comisiones que se cobran por el servicio y advierten que hay locales que no están en condiciones de cumplir.

A partir de este jueves, la mayoría de los comercios, tanto los mayoristas como los minoristas, incluidos los supermercados chinos, verdulerías, bares y restaurantes, deberán aceptar el pago con tarjetas de débito si no quieren ser multados. Así lo establece una regulación que la AFIP anunció a principios de año para combatir la evasión fiscal e impulsar la instalación de los posnet, muchas veces resistidos por los pequeños comerciantes por su costo de alquiler, que ronda los 400 pesos mensuales.

Si bien los comerciantes ya estaban obligados a aceptar las tarjetas de débito como medio de pago, lo cierto es que, sobre todo en los centros comerciales más alejados, aun queda un remanente importante de locales que se resiste a implementarlas.

En detalle

El calendario impuesto por la AFIP establece tres plazos distintos de adecuación: en mayo, la obligación comenzó a regir para todos los locales que hubiesen facturado cuatro millones de pesos netos, o más, durante 2015. Pero, desde este jueves, el mismo requisito correrá para los comercios con una facturación de entre uno y cuatro millones de pesos para el mismo año. Eso equivale a un ingreso de entre 83 mil y 333.333 pesos por mes, un monto que la mayoría de los minoristas suele alcanzar. El resto, es decir, los de una facturación anual de hasta un millón de pesos a diciembre de 2015, deberán adecuarse a partir de julio, plazo en que no deberían quedar locales sin la opción de pago por débito.

Sin embargo, los comerciantes advierten que no será un proceso fácil de alcanzar. “Es un cambio de hábito importante que va a costar y no creo que se cumpla el plazo que impone la AFIP porque la implementación va a ser muy compleja”, consideró Claudio Pugliese, presidente del Centro de Comercio e Industria de Laferrere, al ser consultado por El1 Digital. “En los barrios, la mayoría de los locales no ofrece la opción porque el sistema es bancarizado y un quiosco o una verdulería difícilmente tenga una caja de ahorro o cuenta corriente”, completó al respecto.

Es que, actualmente, son solo tres las opciones disponibles a la hora de instalar un posnet: Visa, American Express y Lapos. Las primeras dos alternativas son las más comunes y sí o sí deben realizarse a través de una entidad bancaria.

“Cuando la AFIP nos informó la medida, nos dijo que iba a haber instalación gratis por dos años, pero la verdad es que eso no se está cumpliendo y hay tanta burocracia y papeleo de los bancos que la verdad es que se hace muy difícil”, criticó Yolanda Durán, titular de una de las cámaras que representa a los supermercadistas chinos.

La referente del sector admitió que “por lo menos un 40 por ciento” de esos comercios no acepta débito, pero arguyó que las comisiones que se cobran, de entre doce y 17 por ciento sobre el monto de la operación, contando impuestos, retenciones de los bancos y otras cuestiones, “son imposibles de absorber para un pequeño comerciante”.

“Además, en nuestro caso, el cobro del efectivo por cada compra demora, como mínimo, 14 días. Es una locura y, probablemente, haya un traslado a precios porque ya no hay más margen en la crisis que estamos pasando. Pero así y todo vamos a cumplir”, aseguró.

De todos modos, hay quienes ven a la medida como una buena noticia. En ese sentido, Gustavo Martorello, propietario de dos locales de ropa en San Justo y referente de la agrupación de comerciantes Juntos Somos Más, observó que “el 50 por ciento de las ventas se hace a través de tarjetas de débito o crédito, entonces permite sumar clientela, y además manejar menos efectivo es una medida de seguridad”.

Multas y clausuras para los incumplidores

Según aseguran las autoridades de la AFIP, a partir de ahora, los controles serán mucho más estrictos y habrá multas de 300 a 30.000 pesos para quienes incumplan la medida, e incluso clausuras de hasta diez días en caso de reincidencia.

Los consumidores, además, podrán denunciar a los comercios que no les permitan pagar por esta vía mediante el escaneo con sus celulares del código QR que identifica a cada vendedor y que debe estar exhibido en las vidrieras de sus comercios.