jueves 20 septiembre, 2018
Ultimas noticias

El año empezó con precios en alza: en enero, la inflación fue de 1,8 por ciento según el Indec

Las principales subas se dieron en alimentos, bebidas, naftas y telefonía celular. Para febrero, se espera un índice similar por el impacto de los aumentos de transporte, luz y el último ajuste en los combustibles.

La inflación de enero relevada por el Indec sorprendió porque resultó más alta que la que ya habían arrojado los privados: por la suba en alimentos y bebidas, junto a combustibles, el IPC marcó 1,8 por ciento en enero. Los precios mayoristas, en tanto, crecieron a una tasa mucho más alta, de 4,6 por ciento, por el impacto de la devaluación, lo que podría trasladarse a los precios minoristas de febrero.

Los mayores aumentos se dieron en alimentos, dado que en ese rubro hubo incrementos por encima del promedio, como sucedió con el arroz, los fideos y las hamburguesas, que avanzaron en el orden del tres por ciento. Y en otros, como el pollo y la merluza, hubo subas de más de cinco por ciento.

El IPC cercano al dos por ciento estuvo impulsado, además, por el incremento en las bebidas, tanto alcohólicas como no alcohólicas, con avances superiores al dos por ciento en ambos casos; y en las tarifas de telefonía celular, que subieron doce por ciento. El transporte, por el incremento aplicado en los combustibles, también creció por encima de la media, un 2,2 por ciento.

La inflación de enero complica el pronóstico de cara al resto del año, para el que el Gobierno nacional fijó una meta de inflación de 15 por ciento en total. Especialmente, porque en este índice, aun, no tuvo impacto la suba de luz y de las cuotas de las prepagas que rigen desde febrero, ni el aumento en las tarifas de transporte público y peajes vigentes desde principios de mes. Tampoco se contabilizó el ajuste en las naftas de las últimas semanas.

Para los meses siguientes, el panorama no se ve muy distinto: en abril, aumentarán las tarifas de gas y agua y se aplicará la segunda cuota del aumento en el transporte. Para junio, se sumará otra suba en trenes y colectivos, y hacia la segunda mitad del año volverán a ajustarse las tarifas de luz y gas.