lunes 16 octubre, 2017
Ultimas noticias

El consumo, planchado: cayó 37 por ciento en el Partido

Son datos oficiales del Ejecutivo comunal, relevados entre abril y mayo. La situación en cada localidad y rubro por rubro.

De acuerdo a un relevamiento de la Secretaría de Producción municipal realizado en doce centros comerciales del Distrito, entre abril y mayo, las ventas minoristas cayeron, en promedio, 37 por ciento interanual.

Las localidades menos afectadas, con una caída inferior al 30 por ciento, fueron Isidro Casanova, Tapiales y San Justo, mientras que, en Ciudad Evita y Rafael Castillo, el descenso se sintió mucho más fuerte al ubicarse en 50 y 52 por ciento, respectivamente.

En la franja del medio, aparecieron los centros comerciales de Lomas del Millón (31 por ciento), Villa Luzuriaga (31 por ciento), González Catán (32 por ciento) y La Tablada (35 por ciento). En tanto, en otras zonas, el retroceso del consumo superó al promedio general, aunque sin llegar a niveles tan preocupantes como los de Ciudad Evita y Rafael Castillo: es el caso de Aldo Bonzi, Gregorio de Laferrere y Villa Celina, con descensos de 38, 40 y 41 por ciento, respectivamente.

Si el relevamiento se analiza por rubros, el promedio de caída también arroja una baja de 37 por ciento, pero con oscilaciones: los sectores menos golpeados por la reducción del mercado interno fueron panadería, farmacia, librería y verdulería, con descensos de entre 28 y 30 por ciento. Los locales de ropa, bijouterie, ferreterías, almacenes, perfumerías y kioscos sintieron más la crisis y sus ventas cayeron entre 33 y 36 por ciento con respecto al mismo bimestre de 2016.

De todos modos, en el tope del ránking de los rubros que registran mayor retracción en el consumo, se ubican los comercios gastronómicos, carnicerías, zapaterías, bazares y mueblerías, con descensos de entre 38 y 47 por ciento.

Consultados acerca de los motivos que los comerciantes detectan para explicar este nivel de caída en las ventas, el 84 por ciento observó que se debe al menor poder de compra de los consumidores, el 15 por ciento a una mayor competencia y el uno por ciento restante consideró que las explicaciones son inciertas.

Las expectativas para los próximos tres meses tampoco son alentadoras: el 41 por ciento ve un panorama regular, el 38 por ciento considera que va a empeorar, el 16 por ciento vislumbra un escenario incierto y solo un cinco por ciento tiene perspectivas positivas.

Las consecuencias de la caída en los comercios de proximidad también llegan al mundo laboral: el 30 por ciento de los comerciantes encuestados admitió que tuvo que despedir personal para bajar el impacto de la recesión.