viernes 15 diciembre, 2017
Ultimas noticias

En agosto, las ventas cayeron, en promedio, el 37 por ciento interanual en el Partido

El relevamiento fue encarado por la Secretaría de Producción local y realizado en diez centros comerciales del Distrito.

Un relevamiento que la Secretaría de Producción municipal encabezó en diez centros comerciales del Partido durante agosto dio como resultado que, con respecto al mismo mes del año pasado, las ventas minoristas cayeron, en promedio, el 37 por ciento. El sondeo cerró con cifras similares a los realizados en meses previos por la misma cartera y ningún sector en particular mostró mejoras.

En el octavo mes del año, las localidades menos afectadas fueron Lomas del Mirador, Aldo Bonzi y Ramos Mejía, con una caída inferior al 30 por ciento, mientras que, en Ciudad Evita, el descenso se sigue sintiendo de manera mucho más intensa: en sintonía con los últimos relevamientos comunales, la caída interanual fue de 52 por ciento. En Isidro Casanova, el consumo también sigue sin repuntar y, en el octavo mes del año, anotó un retroceso de 44 por ciento.

En la franja del medio, aparecieron los centros comerciales de Villa Luzuriaga (32 por ciento) y González Catán (34 por ciento) y Virrey del Pino (37 por ciento). En tanto, en otras zonas, el retroceso del consumo superó al promedio general, aunque sin llegar al fondo del ránking: fueron los casos de Gregorio de Laferrere y San Justo, con una caída de 38 por ciento.

El informe también arrojó un promedio de caída de 37 por ciento analizado por rubros, aunque con oscilaciones: los sectores menos golpeados por la poca reacción de la demanda fueron panadería, farmacia, verdulería y perfumería, con descensos de entre 29 y 33 por ciento. Los kioscos, locales de ropa, almacenes y comercios gastronómicos sintieron más la crisis y sus ventas cayeron entre 34 y 39 por ciento con respecto a agosto de 2016.

De todos modos, en el tope del ránking de los sectores que registran mayor retracción en el consumo, están carnicerías, bazares, librerías, zapaterías, ferreterías, mueblerías y locales de bijouterie, con descensos de entre 40 y 52 por ciento.