viernes 19 julio, 2019
Ultimas noticias

Enojo de usuarios del Sarmiento por limitación en la climatización del tren

El pedido del ministro de Energía de la Nación para que se reduzca el uso de la climatización en el transporte público puso los pelos de punta a los pasajeros, en particular, del ferrocarril Sarmiento. Acusan al Gobierno de convertir a los usuarios en variable de ajuste.

El ministro de Energía de la Nación, Juan José Aranguren, solicitó restringir el uso de aire acondicionado hasta en el transporte público y la reacción de los usuarios no se hizo esperar. Especial repudio manifestaron los pasajeros de la línea ferroviaria Sarmiento, sometidos históricamente a condiciones de hacinamiento y calor que se aliviaron parcialmente recién hace dos años, con la llegada de vagones importados de China que incluyen servicio de climatización.

“Nos preguntamos si alguna vez (Aranguren) ha viajado en el Sarmiento en horario pico, si es consciente de que estos aires acondicionados muchas veces fallan y que hay coches que, si no estuvieran conectados a otros donde sí funciona, se convertirían en calderas, o si cree que mantener una temperatura fija sin tener en cuenta otros factores atmosféricos como la humedad es lógico”, cuestionaron los Usuarios Organizados del Sarmiento.

«¿No hay otras maneras de ahorrar energía que no impliquen el sudor de los usuarios?», cuestionaron los usuarios del Sarmiento.

El colectivo de pasajeros de la línea que atraviesa el Oeste y une Moreno con el porteño barrio de Once consideró que la medida del Gobierno “constituye a los usuarios en la variable de ajuste”. “Nos preguntamos, ¿no hay otras maneras de ahorrar energía que no impliquen el sudor de los usuarios?”, se quejaron.

Desde Usuarios propusieron, antes que limitar el uso de la refrigeración en los trenes, “apagar las luces de las estaciones una vez concluido el servicio o cambiar las luminarias de todas las estaciones por tecnología LED, que consume una pequeña parte de lo que consumen las lámparas incandescentes o fluorescentes”.

“¿Estará al tanto el ministro de que el soterramiento constituirá un desfalco energético sin precedentes de la línea?”, plantearon los pasajeros, y previeron: “Soterrar no implica solamente ´enterrar los trenes´, (sino que) necesita un conjunto de sistemas de apoyo que suman un consumo mucho mayor que el actual: desde iluminación durante las 24 horas hasta sistemas de ventilación, sistemas de inyección de aire, escaleras mecánicas y ascensores”.