viernes 15 diciembre, 2017
Ultimas noticias

Entraron en vigencia las nuevas subas en las tarifas de luz y gas

Ambos servicios llegarán con un incremento que rondará el 50 por ciento con las boletas que se reciban desde principios de 2018. En La Matanza, se suma el tarifazo de agua.

Este viernes, entraron en vigencia los nuevos cuadros tarifarios para los servicios de luz y gas, conforme a lo que se pautó en las audiencias públicas de noviembre, en que se definieron los nuevos ajustes que esta mañana fueron ratificados a través del Boletín Oficial. Las boletas empezarán a llegar con aumento en los primeros meses de 2018.

En el caso de la luz, el 90 por ciento de los usuarios residenciales de Edesur y Edenor -empresa que presta el servicio en La Matanza- tendrán boletas 39 por ciento más caras, mientras que el diez por ciento restante afrontará subas de hasta 47 por ciento.

A ese ajuste, aplicado sobre las nuevas tarifas que rigen desde 2016 con aumentos de hasta 1.200 por ciento, se le sumará, desde el 1 de febrero, un nuevo incremento de 18 por ciento para el 90 por ciento de los usuarios y de hasta 28 por ciento para el diez por ciento restante.

En cuanto al gas, se definió que, desde diciembre, las boletas de los usuarios residenciales llegarán con una suba promedio de 45 por ciento, aunque el techo del ajuste será de 58 por ciento.

También habrá cambios en la implementación del programa Hogar, que subsidia parte del gasto en garrafas para los usuarios sin conexión a la red troncal y alcanza a 2,7 millones de personas en todo el país: el precio máximo de la garrafa pasará de 135 a 185 pesos y el monto que deben cubrir los beneficiarios subirá de 20 a 39 pesos. No obstante, como muchas veces el precio máximo fijado por el Estado no se cumple en los barrios, el impacto en bolsillo será mayor.

Tras la publicación en el Boletín Oficial, el ministro de Energía, Juan José Aranguren, brindó una conferencia donde explicó el alcance de estas nuevas tarifas y minimizó su efecto en el bolsillo de los usuarios. “En el ámbito de Capital y Gran Buenos Aires entre el seis y el siete por ciento del ingreso de los hogares está destinado a pagar el servicio de gas y electricidad”, planteó en ese sentido.

A estos nuevos ajustes tarifarios, los vecinos del Distrito deberán sumarle el incremento en la tarifa del agua que empezará a llegar con las boletas de enero y que ponen a La Matanza en una situación particular, dado que es el único municipio del área de concesión de AySA –compuesta por Capital Federal y otros 24 partidos del Gran Buenos Aires- que seguía pagando las tarifas de 2015. La suba será fuerte y llegará al 484,25 por ciento.