miércoles 18 octubre, 2017
Ultimas noticias

Entrevista a Verónica Magario: “Seguir pretendiendo excusar las cosas con clientelismo es no conocer el Conurbano”

La diputada Verónica Magario habló con Infobae TV sobre las elecciones del domingo que la consagraron como candidata a intendenta de La Matanza, pero que dejaron fuera de carrera a la fórmula que impulsaba para gobernación.

Tras imponerse por un holgado margen en la interna del Frente para la Victoria, la diputada nacional Verónica Magario se encamina a convertirse, en octubre próximo, en la única intendenta mujer del Conurbano, nada más y nada menos que en La Matanza, el municipio más grande de la provincia de Buenos Aires, con una cantidad de población comparable a la quinta provincia argentina. Confiada en un triunfo, Magario habló con Infobae TV sobre la hegemonía peronista en su distrito, la interna bonaerense y la interna del Partido Justicialista de la Provincia de Buenos Aires luego de la caída en las urnas del actual titular del partido.

A diferencia de otros distritos, donde los intendentes acumulan mandatos hasta superar las dos décadas, en La Matanza el éxodo a la política nacional y provincial provocó, ya que no alternancia, renovación, siempre dentro del peronismo: en 2005, Alberto Balestrini dejó el cargo para asumir como diputado nacional primero y luego acompañar a Daniel Scioli en la fórmula para la gobernación; su sucesor, Fernando Espinoza, titular del peronismo bonaerense, acaba de integrar la recientemente derrotada fórmula para la gobernación junto a Julián Domínguez.

-¿Por qué no les cuesta entrar a los otros partidos políticos en La Matanza? La acusación que suelen hacer es que ahí pesa el clientelismo, el aparato…

Esa es la mejor excusa siempre para tapar lo que en realidad uno trabaja. El clientelismo existió en la Argentina en la etapa de los 90. Ahora ha ido modificándose la tarea y el trabajo con la población. La Matanza es peronista por historia, porque además el peronismo ha sabido gobernar en la Argentina. Siempre que hubo crisis y siempre que hubo que hacer y que accionar, los gobiernos peronistas hicieron. Si no, recuerden la Alianza, para dar un ejemplo de la última etapa de la democracia argentina. Y ese reconocimiento, los peronistas de La Matanza siempre lo dan. Durante estos últimos años, yo trabajé en el área social muchísimos años en la etapa de la crisis de la Argentina, la peor crisis, desde el 99 cuando llegamos con Alberto Balestrini, hasta el 2005, así que revisemos esos años, hagamos un poquito de memoria, y fueron los años más duros y más difíciles para cualquier población. En aquella etapa, había un 56% de nuestra población activa que no tenía trabajo. Y ahí se construyó muchísimo la solidaridad, porque en esos momentos existía el trueque, existía el hambre, existían los pocos recursos que vos podías ir instrumentando, las ollas populares. Y desde ahí nosotros empezamos a trabajar en una Argentina distinta, que nos fue dando posibilidad fundamentalmente de trabajo. Porque la gente no quiere que le den un subsidio o que le den un programa para vivir. La gente quiere trabajar, poder ganarse su sueldo, poder mandar a sus chicos a la escuela, poder darles de comer, vestirlo. Hacer la vida normal que puede hacer cualquier otra familia con un sueldo, un ingreso. Y esta es la construcción que se ha hecho en nuestro distrito. Ahora, lo que sucede es que reconoce que los que hemos trabajado muchísimos años en esto hemos sido nosotros, los peronistas. Por tradición, pero fundamentalmente porque somos los únicos capaces de ejecutar y de gobernar. Todos los equipos que venimos trabajando en La Matanza, y los militantes, los dirigentes, siempre entendemos que hay que ir haciendo una renovación, y porque además hemos tenido la posibilidad en su momento de que Alberto Balestrini fuera vicegobernador, y pretendemos lo mismo en esta etapa con Fernando. Para nosotros este es el verdadero reconocimiento del accionar: el que hace, se lo sigue acompañanado con el voto. No es una cuestión de que quedamos enquistados en los cargos, y además si el voto está, el voto existe, es que existe el reconocimiento de la gente. Sino la gente cada cuatro años tiene la posibilidad de sacar a sus gobernantes, los intendentes tienen posibilidad de seguir siendo reelegidos, pero cada cuatro años la gente los sacaría y no sentiríamos ese agradecimiento. En esta etapa que he recorrido, a Fernando le decía “Fernando no te vayas, Fernando quedate, Fernando hiciste muchas cosas”. Y ese reconocmiento está en función de que hemos hecho mucho, de que hemos sido un gran equipo, que hemos sido muchos, parte de ese gran equipo, pero vamos ocupando distintas funciones, y en este momento hoy me toca a mí asumir la intendencia, si por supuesto el pueblo de La Matanza lo reafirma el 25 de octubre, pero pasa por ahí. Y seguir pretendiendo excusar las cosas con clientelismo es no conocer el conurbano, no conocer nuestros barrios, es desconocer a la gente y siempre calificarla de vaga y que no quiere trabajar. Mirá, la población hoy de La Matanza, en su 90%, trabaja. Trabaja, vive de su trabajo, hoy se ha podido comprar un ladrillito, y empezar a construir su casa y agrandarla, tener un autito… Teiene posibilidades de ir prosperando. Tiene la oportunidad. Y los nuevos jóvenes que van ingresando al mundo laboral también tienen su oportunidad. Esa es la verdad que se palpa y que se refleja en una elección en nuestro distrito.
-Mencionaba a Espinoza, compañero de fórmula de Domínguez, derrotados en las PASO. ¿Cuál es su lectura de la interna? Porque fue sangrienta en algún punto… No corrió sangre, pero sí se dijeron cosas muy duras.
No, no fue sangrienta. Uno disputa el espacio que tiene que disputar, y en esos momentos aparecen las euforias que tienen que aparecer. Nada más, todos tenemos en claro que esta es una elección dentro del Frente para la Victoria, y que nosotros el debate fundamental, y el voto que tenemos que ganar no lo tenemos que ganar adentro sino que lo teníamos que ganar afuera. Y un poco el esquema nuestro estuvo siempre puesto en eso: no perdamos tanto tiempo en nuestra propia interna, vayamos a buscar los votos de afuera, que es lo más importante, y consolidar este proyecto y seguir gobernando más adelante con Daniel Scioli que es quien va a ir representándonos en estos próximos años. Sí, quedaron a muy poquitito, pero también acá hubo cuestiones que… Hubo mucha confusión en los votos, la gente no tenía del todo claro… ¿Saben quiénes teníamos en claro la interna? La teníamos los dirigentes, los periodistas, que conocen del tema. Pero en general la gente no tenía muy en claro que había una interna y demás salvo hasta último momento. Y a veces se confunde esto de “si son todos del Frente para la Victoria”; y Julián y Fernando por supuesto representaban la fórmula mucho más peronista, pero bueno… Nosotros los peronistas somos muy orgánicos, estamos muy acostumbrados a que cuando tenemos una interna el que gana conduce y el que pierde acompaña. Estamos todos dentro del mismo espacio, nosotros venimos trabajando…
-¿Va a acompañar la fórmula de Aníbal Fernández?
Por supuesto. Nosotros venimos trabajando junto a Cristina hace muchos años, a nosotros no nos queda ninguna duda de que las transformaciones de este país las produjo la política de Néstor y después Cristina y la verdad que todo lo que tuvo La Matanza ha sido producto de esta Argentina que han llevado adelante Néstor y Cristina. La Matanza ha sido un distrito postergado por 60 o 70 de inversión. Nunca se le había invertido en obras ni de agua potable, cloacas, ni hablemos del gas, ni hablemos de las obras hidráulicas. Nada. Un distrito abandonado en la historia desde la época de Perón. Para nosotros los matanceros, pero también para nosotros lo que militamos, reconocemos que este es el espacio que no sólo en La Matanza sino al país, les dio las posibilidades. Estoy orgullosa primero como mujer, segundo como mamá, y tercero como matancera de esta etapa que se viene y que sabemos que le vamos a dar un profundo y rotundo triunfo a toda la fórmula completa, porque la gente así nos lo demostró en esta última elección.
-Al día siguiente de la elección se empezó a hablar de la interna del Partido Justicialista de la Provincia de Buenos Aires. Falta todavía la elección general, pero ¿cuál es su análisis?
Las PASO son una elección de todo público, participamos todos, pero siempre fijate que las PASO son una elección donde el porcentaje de votantes merma y en octubre es mucho más alto. Pero fundamentalmente son una interna. Para muchos partidos fueron una interna, para el FpV, ni hablar de Macri, Massa, todos han tenido su interna. Y los intendentes juegan un rol fundamental siempre. Los intendentes son la pertenencia a su lugar, a su pueblo, su gente, son los que están en contacto en forma permanente, son los que en definitiva conocen sus necesidades y trabajan en función de sus necesidades. Somos un eje importante siempre, en cualquier elección pero porque estamos permanentemente al lado de la gente. Ahora, la gente también sabe que en esta elección se vota a presidente. Y para la gente es muy importante quién va a conducir los destinos de su país los próximos cuatro años.
-Cuando estuve cubriendo un acto de campaña en los barrios Las Nieves y Dorrego, en González Catán, tuve oportunidad de que me señalara usted misma las obras que ahí habían hecho. Sería necio no admitir eso. ¿Cuáles son las obras que faltan en La Matanza?
Faltan completar obras, muchas obras en referencia a las cloacas, ahí todavía nos falta llegar en González Catán y en Virrey del Pino con las cloacas, falta todavía llegar con el gas a esta parte del distrito. Mirá: el distrito en obras de infraestructura, que son los que te dan la posibilidad de tener salud, tener una vida sanitaria saludable, estaba la mitad del distrito sin este tipo de obras. Nosotros hemos completado el agua potable, pero el resto de las obras hemos completado hasta el 70%. Nos está quedando un 30% para completar de obras hidráulicas, obras de todo tipo. Nos falta vivienda, que es lo otro que hay que profundizar, hay que seguir trabajando el tema del primer empleo para los jóvenes. Hay que trabajar profundamente el tema de la educación. Esta es una etapa donde la educación pública tiene que salir adelante, la educación pública tiene que salir adelante, la educación pública tiene que volver a ser una educación de calidad. La educación pública tiene que ser un espacio donde nosotros tengamos los chicos con jornada completa, para tenerlos contenidos, la escuela tiene que contener. Y además, mucha escuela técnica, mucha escuela de capacitación de oficio. Venimos trabajando con los empresarios: La Matanza desarrolla industrias importantes como la industria del calzado. No sé si sabés que en Matanza se produce el 60% de la producción nacional del calzado de la Argentina, y esto implica mucha mano de obra, porque por ejemplo el calzado tiene cinco partes que mano de obra fina: no hay oficio, porque se ha perdido el oficio, y ahora que hemos vuelto a producir en la Argentina y estamos produciendo muchísimo, necesitamos mucho oficio. En esto vamos a trabajar mucho, enlazado con la escuela secundaria y además tengan su primer empleo. Estas son las cosas que aún quedan pendientes. Y la contención de los más jóvenes: la tarea del deporte, las actividades culturales, a nosotros nos da la tranquilidad de que el adolescente está manifestándose, está pudiendo estar contenido, y no termina en la esquina del barrio consumiendo algo que le hace daño. Y esto es fundamental para que después tengamos jóvenes que sean técnicos, que sean profesionales, y que después sean los que conduzcan este país. Esta es la profundización a la que tenemos que ir. Por supuesto, el tema de la seguridad es un tema que tenemos que seguir trabajando profundamente, porque hay que hacer mucha prevención, porque la policía local ha generado que tengamos muchos más agentes para trabajar la prevención, pero no me cabe ninguna duda que hay ir fuertemente con el tema del narcotráfico, con el tema de las cocinas y demás, donde se produce droga y la venta de droga. A mí en 2005 se me murió en los brazos uno de los nenes, un nene que yo quería muchísimo -14 años tenía-, y se me murió en los brazos en el hospital, producto del consumo paco. Esas son las que te marcan y te hacen decir: tenemos que cambiar esta realidad. Estas son las cosas que tenemos que profundizarlas y tenemos que trabajar fuertemente. A nosotros no se nos puede morir ni solo chico porque haya consumo, porque haya narcotráfico. Y yo estoy segura de que hay un hombre decidido a combatir el narcotráfico y a combatir las cocinas, no sólo de cocaína, sino de todo lo que la droga implica, que es Daniel Scioli. Conoce mucho de esto y yo sé que vamos a tener un presidente que se va a dedidar profundamente a esto. Los intendentes no podemos solos desde los distritos. Necesitamos acá la acción de una provincia comprometida, y por supuesto de una Nación.
Fuente: InfoBAE