sábado 23 septiembre, 2017
Ultimas noticias

La asociaciones de consumidores, cada vez con más reclamos por los aumentos

A causa de las crecientes subas en el costo de los servicios públicos, representantes de Consumidores Libres y DEUCO afirman que los usuarios reclaman la tarifa social para compensarlas.

Tras el impacto de los aumentos en el agua, la luz y el gas, sumados a las subas en otras áreas como transporte y telefonía, las organizaciones que defienden los derechos de los consumidores aseguran que cada vez reciben más reclamos de los usuarios para acceder a la tarifa social.

En ese sentido, Pedro Bussetti, titular de Defensa de Usuarios y Consumidores (DEUCO), aseguró a El1 Digital: “Recibimos la preocupación de la gente por el pago de las facturas y nos piden gestionar la tarifa social de los servicios públicos”. “Fundamentalmente, la principal demanda es por la energía eléctrica y, ahora, hay muchas quejas por que están llegando las facturas de agua”, agregó.

“La principal demanda es por la energía eléctrica y, ahora, hay muchas quejas por que están llegando las facturas de agua”, comentó Pedro Bussetti.

El Gobierno nacional implementó una tarifa social, es decir, una reducción de los costos para paliar la suba de los servicios. Este beneficio se aplica para el transporte, la electricidad, el agua corriente y las cloacas y el gas.

Esta tarifa especial alcanza a jubilados o pensionados, personas con empleo en relación de dependencia que perciban una remuneración bruta menor o igual a 12.120 pesos, aquellas que perciban el seguro de desempleo, titulares de programas sociales, personas inscriptas en el Monotributo Social, empleadas/os del Servicio Doméstico y personas con certificado de discapacidad. Sin embargo, hay quienes no cumplen con esos requisitos pero, de todos modos, no alcanzan a pagar las nuevas boletas y, por ende, inician el reclamo.

Bussetti recordó que “el aumento en la energía eléctrica, para los usuarios residenciales, es de entre 300 y 400 por ciento; en cuanto al gas natural, de entre 250 y 400 por ciento; mientras que, en el caso del agua, de entre 300 y 500 por ciento”.

Por su parte, el representante legal de Consumidores Libres, Héctor Polino, afirmó que “las principales denuncias son por los aumentos de precios de los artículos de la canasta básica de alimentos, los cuales son exagerados; por el mal funcionamiento de la telefonía celular; por los problemas que existen con las empresas de medicina prepaga y los aumentos de las tarifas de agua, gas natural y energía eléctrica”.

Asimismo, el exdiputado nacional advirtió que, como las industrias se ven afectadas con aumentos de 700 por ciento en las tarifas, la suba “la van a trasladar al precio del artículo o producto que están elaborando”.