lunes 25 junio, 2018
Ultimas noticias

La Cámara de Diputados aprobó la legalización y despenalización del aborto

La iniciativa obtuvo el aval de 129 legisladores nacionales y, ahora, el Senado deberá definir en qué plazos lo debate para definir si se convierte en ley.

La sesión maratónica de 23 horas que, el miércoles, inició la Cámara de Diputados nacional para debatir la despenalización y legalización del aborto terminó con la media sanción de la iniciativa. La votación, que iba cambiando minuto a minuto, con resultados que se dieron vuelta más de una vez durante el debate, cerró con 129 votos a favor, 125 en contra, una abstención y una ausencia.

La iniciativa que se debatió, desde abril, en audiencias públicas por las que pasaron más de 700 expositores y durante tres plenarios conjuntos de las comisiones de Legislación General, Legislación Penal, Salud y Familia, se basó en el texto elaborado por la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, que ya había presentado el proyecto en otras oportunidades previas y, este año, cosechó el aval de 72 legisladores. Pero, además, el proyecto final incorporó las propuestas presentadas por otras ocho iniciativas.

Así, el texto aprobado establece la garantía del derecho a acceder a la interrupción voluntaria del embarazo con el solo requerimiento de la mujer o persona gestante hasta la semana catorce, inclusive, del proceso gestacional y estipula la obligatoriedad para que el sistema de salud público y privado garantice la práctica en un plazo máximo de cinco días corridos desde la solicitud. Además, establece la modificación de los artículos del Código Penal que, hoy, sancionan a las mujeres que abortan y a las profesionales de la salud que participan de las interrupciones voluntarias de embarazos.

Si la iniciativa prospera en el Senado, se incluirán distintos tipos de penas para las autoridades de los establecimientos de salud o profesionales de la salud que dilataren, obstaculizaren o se negaren a practicar un aborto en los casos legalmente autorizados, o quienes lo practiquen sin co nsentimiento o por fuera de los plazos temporales establecidos, lo que regirá tanto para las mujeres o personas gestantes como para los profesionales de la salud.

Desde el mediodía de ayer, hubo una multitudinaria vigilia frente al Congreso siguiendo el devenir de la sesión. La de los pañuelos verdes, que identifica a quienes exigen la despenalización y la legalización para que el aborto deje de ser clandestino y se de en condiciones seguras en nuestro país, arrancó bien temprano y se mantuvo durante toda la madrugada, con numerosas carpas donde miles de mujeres pasaron la noche. El resultado de la votación fue festejado con ovaciones.

El lado de los pañuelos celestes, de los grupos que se oponen a la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo, se congregó hacia el final de la tarde del miércoles y ya a la hora de la votación contaba con una asistencia mucho menor a la del otro lado de la plaza.

Ahora, el presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó, deberá informar al Senado sobre la media sanción y, en una semana, tomará estado parlamentario. Allí, la Cámara alta deberá decidir si avanza en un tratamiento rápido, para discutirlo en el recinto dentro de los ocho días siguientes, o si opta por un debate extenso, como sucedió en Diputados con las audiencias públicas.