martes 16 enero, 2018
Ultimas noticias

La inflación superó el tres por ciento en diciembre y cerró el año en 24,8 por ciento

El último mes del año se convirtió en el de mayor inflación de 2017. Las tarifas y combustibles, principales responsables de la suba de precios acumulada el año pasado.

Los nuevos tarifazos en los servicios públicos y la suba de los combustibles aceleró la inflación de diciembre, que cerró en 3,1 por ciento y elevó el acumulado anual a 24,8 por ciento, de acuerdo al relevamiento que hace el Indec. Así, el techo de la meta inflacionaria fijada por el Gobierno nacional para 2017, de 17 por ciento, fue superado por casi ocho puntos.

La inflación de diciembre fue la más alta de todo el año y, en el Gran Buenos Aires, se sintió aun más por los nuevos incrementos de las tarifas de luz y gas que se sumaron el mes pasado y generaron que el índice llegara a 3,4 por ciento, por encima del resto de las regiones del país. En el año, el acumulado también fue más alto, de 25 por ciento.

El aumento en los combustibles y prepagas que se sumó en el último mes del año también empujó la suba de precios en diciembre. A nivel nacional, la inflación de 3,1 por ciento del último mes del año estuvo impulsada por el avance del 17,8 por ciento en vivienda, agua, electricidad y gas por las nuevas subas tarifarias y por la quita de subsidios, algo que se intensificará en febrero, cuando se sumará un nuevo aumento. Por eso, en el balance del año, el rubro de vivienda y servicios públicos tuvo un aumento muy superior al de la inflación general, con un avance de 55,6 por ciento.

El aumento del transporte fue de 3,2 por ciento el mes pasado y de 20,6 por ciento en el año, por lo que quedó debajo de la inflación general. Pero entre febrero y junio de este año, en el área metropolitana, las tarifas aumentarán 66 por ciento en promedio y empujarán la inflación de 2018, que el Gobierno nacional vaticina que no sobrepasará el 15 por ciento.

Entre los rubros con menores subas acumuladas en 2017 se encuentran la ropa y el calzado, con un aumento de 16,6 por ciento, menor al del índice general, por la retracción del consumo y la apertura de las importaciones que vienen afectando fuerte a esos sectores.

En alimentos y bebidas, la suba fue de 0,7 por ciento en diciembre y de 20,4 por ciento en el año, aunque con el aumento del precio del dólar y de los combustibles, que incide en los costos de logística, se prevé un retoque importante en las góndolas en las próximas semanas.

El rubro salud acumuló en doce meses un alza de 27,8 por ciento, especialmente, por el aumento de las cuotas de las prepagas, que subieron 31,3 por ciento en todo el año y que sumarán otro cuatro puntos en febrero, ya autorizados por el Gobierno nacional.

Otro sector con aumento más alto que el índice general fue comunicación, que avanzó 1,7 en diciembre y 34,1 por ciento en el año por las subas en la telefonía móvil que, también, volverán aumentar sus tarifas entre enero y febrero, en el orden del doce por ciento.

Así las cosas, en los próximos meses, no se vislumbra una ralentización en la intensidad del aumento sostenido de los precios, dados que sectores con fuerte impacto en los bolsillos y canastas familiares, como tarifas, combustibles y transporte, sumarán nuevos incrementos en el corto plazo, lo que complicará, una vez más, el cumplimiento de la meta inflacionaria fijada oficialmente.