sábado 21 julio, 2018
Ultimas noticias

Los chicos de La Matanza tuvieron su fiesta inolvidable con Panam

El fin de la Feria del Libro y la llegada la primavera tuvieron una fiesta perfecta para los más pequeños con un gran show que brindó Panam, en el campus cedido por la Universidad Nacional de La Matanza, ante la presencia de 60 mil personas que cantaron, bailaron y se divirtieron durante más de dos horas.

Con la presencia de la intendenta de La Matanza, Verónica Magario, del ex jefe comunal, Fernando Espinoza, y muchas autoridades, se vivió la gran fiesta con el show “Panam y Circo”, que tuvo como invitado especial al genial Carlitos Balá.

 

“Nosotros estamos felices de poder brindarles a nuestros chicos este espectáculo y es un orgullo cerrar con Panam y Carlitos Balá lo que fueron las actividades de la feria del libro”, comentó en el predio de la Universidad de La Matanza la intendenta Verónica Magario.

Por su parte, Fernando Espinoza indicó: “Yo quiero agradecer la presencia de todos, de Panam, de Carlitos Balá, en nombre de todo el pueblo de La Matanza, porque lo que vivimos fue una gran fiesta. Ver disfrutar a los chicos es algo que no tiene precio”.

 

“Pasamos una tarde increíble. La primera vez que vino Carlitos (Balá) a La Matanza me dijo ‘se me alarga la vida con tanta gente’ y hoy fue otra vez impresionante, por eso mi agradecimiento a Verónica (Magario), a Fernando (Espinoza), y a todos por permitirme estar acá. Todos tenemos un niño dentro”, manifestó Laura Franco, más conocida como Panam.

“Un gestito de idea”, gritó Carlitos Balá y ahí grandes y chicos, detrás del escenario, se prendieron enseguida: “Gracias por hacerme sentir feliz”, dijo el genial comediante, que ya traspasó épocas y generaciones.

La fiesta, con un día hermoso de sol, tuvo de todo para los chicos porque se sortearon 30 bicicletas, a cada chico cuando ingresaba al predio se le daba refrigerio y golosinas y al final, para que los fueron favorecidos con una “bici” se encontraron con una sorpresa: todos los niños se retiraron de la Universidad de La Matanza con un regalo, como para cerrar un día inolvidable.