lunes 20 noviembre, 2017
Ultimas noticias

Los fabricantes del auto eléctrico matancero buscan sumar inversores

En una reunión que los fabricantes del Sero Electric mantuvieron con autoridades del Ministerio de Producción nacional, solicitaron una ayuda de inversión para aumentar la producción.

Autoridades del Ministerio de Producción nacional y los fabricantes del primer vehículo eléctrico nacional, que se produce en La Matanza, mantuvieron una reunión para darle impulso al desarrollo de los diferentes tipos de vehículos eléctricos en el país. “No es solo nuestro desarrollo, sino también el de bicicletas y motos eléctricas y otros tipos de movilidades eléctricas”, planteó Pablo Naya, director de Sero Electric, en diálogo con El1 Digital.

En ese marco, los directivos de la empresa revelaron que, asimismo, están “pidiendo una ayuda de inversión para poder aumentar la producción, ya que tenemos muchas expectativas y mucha gente que nos está pidiendo vehículos y no tenemos las inversiones necesarias para poder aumentar la productividad en escala”, detalló Naya.

“Tenemos ya muchas personas y distribuidores de varios países de Sudamérica, por ejemplo, que nos están pidiendo estos vehículos”, aseguró Pablo Noya.

En este sentido, argumentan que la demanda está creada, ya que “es una movilidad nueva, que no existe en el país”. “Es algo novedoso y una de sus ventajas es que su rendimiento es económico, porque no necesita mantenimiento y el traslado no implica grandes costos”, aseguró el director del proyecto, que ya produce estas unidades en la planta que las concesionarias La Voiture y Da Dalt tienen en Av. Don Bosco 3.204, en Villa Luzuriaga.

Asimismo, Naya explicó que discutieron con la cartera de Producción la necesidad de impulsar una legislación para poder categorizar la medida L6, una categoría que ya existe en Europa y Estados Unidos y permite la circulación de vehículos eléctricos de hasta 350 kilos y una velocidad máxima de 45 kilómetros por hora, lo que potenciaría el mercado de este tipo de unidades.

“Tenemos ya muchas personas y distribuidores de varios países de Sudamérica, por ejemplo, que nos están pidiendo estos vehículos y calculamos que su valor será de entre once y doce mil dólares”, concluyó el empresario.