jueves 21 septiembre, 2017
Ultimas noticias

Los tarifazos afectan a las verdulerías matanceras y aseguran que “el consumo bajó mucho”

A raíz del aumento de las tarifas en los diferentes servicios, el rubro se sumó a los sectores afectados dentro del comercio minorista, lo que repercute tanto en los comerciantes como en los compradores, ya que los costos se trasladan a los precios en frutas y verduras.

En una recorrida por distintas verdulerías matanceras, Omar, encargado del local ubicado en Esquiro y Ruta N° 3, criticó que “todos los tarifazos vienen de golpe”. En diálogo con No duermas más, que se emite por Radio Universidad, el comerciante se quejó por los aumentos: “De agua estábamos pagando 300 pesos y vinieron 1.200 pesos, y de luz, estábamos pagando 500 pesos mensuales y, ahora, 2.300 pesos”. “Eso, también, repercute en los clientes, porque hay que incrementar el precio de la mercadería”, agregó.

En este sentido, detalló que el precio de la bolsa de papa aumentó 50 pesos desde el lunes pasado y, por lo tanto, aumentó su precio de góndola, al igual que los productos más consumidos en la verdulería, como, por ejemplo, el kilo de tomate redondo o perita, que se encuentra a 50 pesos; el de lechuga, entre 40 y 50 pesos; el choclo, a 50 pesos; y el de cebolla, a 15 pesos.

“Mucha gente está quedando desocupada; los dueños de las verdulerías tienen que echar a sus empleados para poder seguir laburando”, destacó Omar, dueño de una verdulería

Además, el comerciante aseguró que “el consumo bajó mucho, casi un 60 por ciento, porque la gente viene y compra lo mínimo”. En ese sentido, lamentó que “mucha gente está quedando desocupada; los dueños de las verdulerías tienen que echar a sus empleados para poder seguir laburando”.

Dentro de las verdulerías se encuentran aquellas que venden por mayor y también por menor, y las que realizan ambos tipos de venta, como la que tiene Omar, las cuales vieron su consumo reactivado, debido que las pequeñas que solían ir al Mercado Central “ya no lo hacen, porque necesitan casi diez mil pesos para hacer la compra, y ese monto es el que ganan en una semana”. “Ahora, me vienen a comprar de a dos o tres kilos y, así, les vendo los cajones de diez kilos que yo compro”, agregó el comerciante.

Asimismo, el verdulero matancero comentó que “si antes traíamos 20 cajones de morrón del Mercado Central, ahora, nos arreglamos con cinco”. “El cajón de tomates de 17 kilos, que tiene que ser muy bueno para poder vender 15 kilos al menos, está entre 600 y 700 pesos; el de zapallitos, de 400 a 500 pesos; y el de las marcas líderes de choclo, de 500 a 600 pesos”, cerró.