lunes 25 junio, 2018
Ultimas noticias

Los tarifazos complican todavía más a los Bomberos Voluntarios de La Matanza

La nueva Comisión Directiva debió hacerse cargo de una deuda que asciende a 41 millones de pesos. “No somos ajenos a la situación del país. Si el país está bien, nosotros estamos bien. Y, si está mal, nosotros estamos mal”, reflexionaron.

El pasado 2 de junio, fue el Día del Bombero Voluntario. Sin embargo, en La Matanza, no hubo muchos motivos para festejar. Es que, diariamente, no deja de crecer la preocupación por cómo hacer frente a la complicada situación económica que atraviesa la institución que los congrega. Para José Suárez, presidente de la Comisión Directiva de la entidad, no hay muchas vueltas: “La situación no es grave, es gravísima”.

“La situación no es grave, es gravísima”, enfatizaron.

¿Cómo se llegó a eso? Según David Rodríguez, secretario de la comisión directiva, “los problemas comenzaron entre 1992 y 1993”. “Por alguna razón, los que estaban a cargo dejaron de pagar las cargas sociales del personal rentado”, detalló. “Hay una porción mínima que cobra”, indicó.

“Están en tres lugares específicos: los que están en el campo de deportes, los que trabajan en la administración del Cuartel Central y, por último, los cuarteleros, que se encargan de atender los llamados y organizar las emergencias”, aclaró.

Debido a que la antigua administración no respondió a las intimaciones, la cifra acumuló intereses y creció exponencialmente. “Cuando asumió la nueva gestión, en abril de 2017, decidimos dejar de patear. Además, tenemos la difícil tarea de cambiar nuestra imagen”, enfatizó Gustavo Cid, vicepresidente.

Una deuda para pagar otra

Con el fin de cambiar esta realidad, Bomberos adhirió a una moratoria. Pero no pudieron negociar un plan de pagos acorde a sus necesidades, puesto que debieron acogerse a la oferta impuesta por ley. Por esta razón, acordaron pagar 60 cuotas de 572 mil pesos.

A esta abultada cifra, hay que sumarles otros números, que, hoy, son difíciles de calcular por la inestabilidad económica. “Todas las especulaciones que se quieran hacer, con los incrementos de gasoil, por ejemplo, quedan viejas. Todo eso repercute en una nueva deuda que se está generando para pagar la anterior”, planteó David Rodríguez, desde la Comisión Directiva. “No somos ajenos a la situación del país. Si el país está bien, nosotros estamos bien. Y, si está mal, nosotros estamos mal”, cerró.

Sobra voluntad, falta protección

El vicepresidente de Bomberos Voluntarios de La Matanza, Gustavo Cid, reveló que no se está pudiendo comprar equipos. Los accesorios completos de cada bombero cuestan, aproximadamente, 70 mil pesos. Y, según indicaron, habría que comprarles uno nuevo a cada uno de los 203 voluntarios que prestan servicios en el Distrito, lo que representaría un desembolso de 14.210.000 pesos.

Esto sin tener en cuenta los equipos autónomos que tienen un valor de 70 mil pesos cada uno, pero que no serían necesarios para todos. Por último, Cid remarcó la preocupación por la posibilidad de que se les retiren los subsidios estatales, un rumor qué, en los últimos tiempos, se escucha con más fuerza.