martes 21 noviembre, 2017
Ultimas noticias

Magario pidió que la Provincia declare la “emergencia social y laboral” y destinará fondos para “paliar el hambre”

La intendenta analizó la situación socioeconómica y reclamó medidas del Gobierno. Alertó sobre los despidos y los problemas que atraviesa el sector productivo, remarcó el aumento de la demanda en comedores y estimó que “150 mil matanceros” necesitan asistencia alimentaria.

La jefa comunal matancera, Verónica Magario, reunió a empresarios y representantes gremiales en el marco del Consejo consultivo del Plan de Desarrollo Estratégico en su eje económico-productivo para advertir sobre la situación social que atraviesa el Distrito y anunció medidas para mitigar el impacto por la retracción de la actividad productiva.

Según precisó la líder distrital, con empresarios y representantes de los trabajadores concluyeron que “hay una crisis social y laboral” que “sería importante que sea reconocida por los gobiernos nacional y provincial”. Por ello, señaló: “Así como han declarado la emergencia hídrica para poder desarrollar obras hidráulicas y como han declarado la emergencia en seguridad, nosotros estamos pidiendo que declare la emergencia social y laboral”.

“Estamos pidiendo alimentos para 150 mil personas, que es lo que tenemos estimado que, hoy, hay que darle de comer”, sostuvo Magario.

Magario basó su pedido en que “nuestros empresarios, nuestras PyMEs, entre los tarifazos, la apertura de importaciones y la baja del consumo, han generado que las empresas tengan costos y no tengan más ganancias”.

“Ya están en una etapa donde se habla del cierre de las empresas, porque no hay demanda y esto está generando una crisis en el área productiva. Registramos, en nuestro distrito, 15 mil puestos de trabajo perdidos en el sector privado, y sabemos que hay un 30 por ciento en el sector informal que también se pierden. Hoy, 15 mil puestos de trabajo en blanco significan alrededor de 80 mil personas que están en una situación crítica”, expuso.

A esto, continuó, se suma “la demanda que tenemos en nuestros barrios de pedido de alimentos”. “En nuestros comedores escolares ha crecido, en algunas zonas, 150 por ciento la demanda de alimentos. Estamos pidiendo alimentos, además, para los centros de jubilados y para toda la franja que se ha quedado sin trabajo. Estamos pidiendo alimentos para 150 mil personas, que es lo que tenemos estimado que, hoy, hay que darle de comer”, reveló. Estos datos, resaltó, provienen de la Defensoría del Pueblo de La Matanza, comandada por el radicalismo, que forma parte de la alianza Cambiemos.

Ante este panorama, la intendenta resolvió “implementar el presupuesto municipal para salir a paliar el hambre en el Distrito”. Aunque aclaró: “Yo lo puedo hacer un tiempo, pero si esta situación se agrava y no cuidan el trabajo y los alimentos de la gente, el Municipio tampoco va a poder sostener esta situación”.

Aun no se definió de dónde saldrán esas partidas. De no recibir el aval del Concejo Deliberante, Magario advirtió que debería “declarar la emergencia alimentaria” para “sacar a los matanceros partidas destinadas a otro tipo de inversión”.

Asimismo, Magario anunció dos medidas. La primera, “firmar el decreto del ‘Compre en La Matanza’”, una iniciativa para impulsar el consumo interno. La segunda, presentar un “amparo ante la Justicia por los tarifazos”, contemplando la situación de “las PyMEs y las industrias, los sectores sociales, clubes, sociedades de fomento, bomberos, Universidad, hospitales”.

En ese sentido, reveló que la Comuna pasó de pagar 1.700.000 pesos por bimestre de alumbrado público a abonar 8.000.000 por mes. “Por esta suba, que yo debería trasladársela en el impuesto a los matanceros y que he tomado la decisión de no hacerlo, estoy analizando pedir un amparo. No quiero trasladarles la suba a mis vecinos, sino que quiero destinar esos fondos a los alimentos que no me va a proveer la Provincia, y también quiero que el HCD acompañe esta decisión”, aseveró.