domingo 15 julio, 2018
Ultimas noticias

Manos a la Olla, un plato de comida para los que menos tienen

Manos a la Olla es la iniciativa de un grupo de voluntarios que surgió en 2016 ofreciendo un plato de comida una vez a la semana en Ramos Mejía, también ofrece la ayuda en San Justo, lugar donde le sumó un perchero solidario.

En San Justo y Ramos Mejía, según precisó a POPULAR el impulsor de la actividad, Diego Gatto, “se siente la crisis en la gente, al punto de que no tienen para cargar la SUBE para acercarse a la olla y lo hacen caminando”.

Manos a la Olla surgió a través de un grupo de WhatsApp en 2016, y reúne a poco más de 25 voluntarios fijos, que reciben las donaciones de mercadería. Hay un cocinero -también voluntario, que se va rotando de fecha a fecha- que recibe los insumos y la olla y elabora la comida, que luego se distribuye a quienes se acercan a los dos lugares.

Días y horarios

Los miércoles a las 21 la olla se instala en Comisionado Indart y Arieta, en San Justo, y los jueves a la misma hora en Avenida de Mayo y Rivadavia, en Ramos Mejía.

“En San Justo -precisó Gatto- incorporamos un perchero solidario, donde se reparte ropa de abrigo, guantes y calzado que también nos donan, después de entregar la comida, que reciben más de 60 personas”.

Agregó que “en Ramos estamos entre las 40 y 50 porciones, la cifra es menor porque hay otras entidades que realizan una tarea similar a la nuestra en los otros días de la semana”.

Las comidas

Consultado sobre qué comida se ofrece, indicó que “son guisos, locros, polenta, fideos y arroz y excepcionalmente, pizzas y empanadas”.

También se entrega pan, jugo, algún postre como budín de pan, junto a café y mate cocido, y para los que llegan tarde, sopa caliente.

A continuación Diego Gatto puntualizó que “se siente la crisis en la gente, como quienes no tienen para cargar la SUBE para llegar hasta la olla. O una mujer que vive en Merlo, tiene 7 hijos, y se acerca con uno de ellos y se llevan la vianda. Y también concurren a la olla quienes salen de trabajar”.

Luego el integrante de Manos a la Olla puntualizó que “no nos limitamos a darles de comer, compartimos la cena con la gente, nos ponemos a la par, charlamos, y en Ramos, después de entregar la comida, hacemos recorridas para asistir a la gente en situación de calle”.

A continuación indicó que “quienes quieran sumarse como voluntarios pueden hacerlo a través de nuestra página en Facebook Manos a la Olla”, donde dan cuenta de, por ejemplo, las fechas para cubrir en cada mes la labor de cocinero.