sábado 18 noviembre, 2017
Ultimas noticias

Más de 600 clubes le reclaman al Gobierno ante el ahogo del tarifazo

En un importante encuentro, la Unión Nacional de Clubes de Barrio, convocó a representantes de más de 600 instituciones y federaciones de todo el país para activar el necesario subsidio a las boletas de los servicios, que han puesto en jaque las economías de las entidades sociales de todo el país. Diputados nacionales y provinciales, y concejales, se sumaron a la reunión.

La Unión Nacional de Clubes de Barrio convocó a representantes de más de 600 clubes y federaciones de todo el país a una reunión en el hotel Bauen de la Ciudad de Buenos Aires, quienes se expresaron en reclamo por el tarifazo en los servicios públicos que impulsó el Gobierno y que afecta a estas instituciones.

Los participantes de la reunión se encargaron de exigir la reglamentación de la Ley 27.098 de Promoción de los Clubes de Barrio y de Pueblo, sancionada el 17 de diciembre de 2014, que contempla mecanismos de asistencia financiera para que estas entidades puedan afrontar los costos operativos de sus actividades sociales y comunitarias.

Al respecto, el director de la Unión Nacional de Clubes de Barrio, Cristian Font, explicó, en diálogo con la Agencia Télam, que “esta convocatoria fue masiva por el dramático impacto del aumento de tarifas en la economía de los clubes de barrio”, y añadió: “Nosotros estimamos que el 80 por ciento de las instituciones están en un escenario límite en el que ya comenzaron con el cese de actividades y en algunos casos quedaron al borde del cierre”.

“Cada club de barrio le da un espacio de contención y participación a cientos de chicos y también a sus padres; el club de barrio es un punto de encuentro fundamental de las comunidades y es puesto en riesgo por este tarifazo”, expresó Font.

A su vez, Esteban Corrales, dirigente del club 12 de Octubre de Quilmes, detalló: “A nosotros nos venía una factura de gas bimestral en el promedio de los 1.300 ó 1.400 pesos, y en esta última nos llegó 14.500 pesos que se nos hacen impagables porque no podemos transferir todo ese costo a la cuota, debido a que vulnera la finalidad social de la institución”.

La Ley 27.218 es la ley de clubes que trabajamos todos los clubes y que establece la tarifa social, e independientemente de ella, el Estado no puede desconocer el rol social de las instituciones y si no resuelve lo de las tarifas condena a muchos clubes a desaparecer“, concluyó Corrales.

Pablo, del club Estrella Junior de Lanús, aseguró que “los aumentos están matando al club”, y explicó: “Veníamos pagando 3.200 pesos bimestrales de electricidad y ahora nos llegan facturas mensuales de arriba de 5.000; y veníamos pagando 2.000 pesos bimestrales de agua corriente y saltamos a 9.000; son disparates impagables para instituciones que reciben 20 pesos mensuales de cada socio”.

En la misma sintonía, Ariel, presidente del club Defensores del Monte de Avellaneda, reveló: “Somos un club donde hay más de 800 chicos que todas las semanas participan de fútbol, danzas, patín artístico o artes marciales; veníamos pagando 1.300 pesos bimestrales de electricidad y ahora nos cobran 3.500 mensuales”.

Durante la reunión de los representantes de los clubes estuvieron, acompañando la iniciativa, el Diputado Nacional, Edgardo Depetri; el Diputado provincial Lauro Grande y el concejal por San Martín, Hernán Letcher.

“Acompañamos a la Unión de Clubes porque es imprescindible estar del lado de aquellos que hacen un trabajo indispensable para contener a nuestros pibes”, destacó Letcher, y añadió: “Junto a mucho concejales que forman parte del espacio ‘Concejales para la Victoria’ presentamos un proyecto de ordenanza para cumplir con la ley que exige la tarifa social para los clubes, pero además, como algunos no ponen nada de su parte, presentamos un segundo proyecto que implica, en el caso de San Martín, que el municipio se haga cargo a través de una tarifa compensatoria, del diferencial de servicios hasta tanto se implemente la tarifa social”.

Por último, el joven concejal indicó: “Dado que Mc Allister quiere engañar a los clubes considerando que le corresponde la tarifa social solo a 600 de los 20 mil en todo el país, exigiéndole cuestiones administrativas que los clubes no puede cumplir, hemos propuesto que dichas ordenanzas tengan en consideración la situación administrativa y dominial de los clubes más humildes y también para que el orden local se contenga la realidad de cada club en particular

Fuente: http://www.diarioregistrado.com /   26-05-16