jueves 21 septiembre, 2017
Ultimas noticias

Monitorio oficial de la campaña de vacunación antigripal

Ante la preocupación por el estado de situación de la Gripe A en el país, el equipo de la Secretaría de Salud de La Matanza se reunió en la mañana del lunes para monitorear la cobertura de vacunación en el distrito y reforzar las medidas para que el personal de salud que aún no se vacunó lo haga de inmediato.

Inmunización al personal

En la Sala de Situación de la Secretaría de Salud, el titular del área, Dr. Alejandro Collia, y la subsecretaria Gabriela Álvarez, se reunieron con  profesionales de la Dirección de Inmunizaciones y los directores de los hospitales y centros de salud municipales, con quienes se coordinó un esquema para completar la vacunación de los miembros del personal de salud que aún no se inmunizaron.

“Hemos detectado cerca de un 20% de médicos, enfermeras y trabajadores de la salud en contacto con pacientes, que aún no se han vacunado, pese a ser el primer grupo de riesgo que debe inmunizarse ya que está expuesto a contraer enfermedades infecciosas a través de la vía aérea”, señaló Collia y agregó que “por eso pedimos la colaboración de los directivos de hospitales y centros de salud para hacer efectivo el cumplimiento de la medida en todo el personal de salud, que es históricamente renuente a vacunarse”.

El funcionario recordó que un estudio realizado en nuestro país durante la pandemia por Influenza A H1N1 en 2009 mostró que el personal de salud tuvo mayor tasa de internación por infección respiratoria aguda grave que la población general. “Es una razón más de peso para exigir la vacunación del personal de salud contra la influenza, que en definitiva sirve para preservar tanto su salud como la de los pacientes”, destacó.

SALUD

Los grupos de riesgo

Por otra parte, el personal de Inmunizaciones detalló que ya son 100.000  los vecinos que integran grupos de riesgo vacunados contra la Gripe tanto en los centros públicos de vacunación como en los operativos de vacunación territorial extramuros en plazas y shoppings de La Matanza.

Además del personal de salud, la población objetivo para la vacuna antigripal está compuesta por embarazadas y puérperas, niños de 6 a 24 meses de edad y personas entre los 2 años y hasta los 64 años inclusive, con enfermedades cardíacas, respiratorias, insuficiencia renal crónica, inmunodepresión, obesidad y diabetes, entre otras.

Para evitar enfermarse y evitar transmitir las afecciones respiratorias, son claves las medidas de prevención complementarias a la vacunación, como el lavado de manos y uso de alcohol en gel, la ventilación de ambientes, evitar la exposición al humo del tabaco y otros irritantes ambientales, usar abrigo adecuado, usar pañuelos descartables que cubran la boca y nariz al toser o estornudar y protegerse con el pliegue del antebrazo al toser, además de la importancia de mantener a los más chiquitos alejados tanto como sea posible de personas con tos o síntomas respiratorios y promover la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses.