domingo 19 agosto, 2018
Ultimas noticias

Otorgarán certificados de domicilio a los habitantes de las villas y asentamientos

La iniciativa busca que los beneficiados puedan acceder a los servicios básicos como agua, luz, gas, cloacas, alumbrado público y escuelas. “Cuando se les entreguen los certificados, las familias van a dejar de tener ese temor de pensar que ese lugar no les pertenece”, indicaron desde la ONG Techo.

Tras un relevamiento que se realizó en más de cuatro mil barrios populares de todo el territorio argentino, el Estado Nacional entregará Certificados de Vivienda Familiar a casi un millón y medio de personas que viven en villas y asentamientos del país, entre ellos, los ubicados en los distintos puntos de La Matanza.

Con esta iniciativa, cada vecino podrá acreditar su domicilio ante cualquier autoridad y, también, solicitar servicios a su nombre como el agua corriente, la electricidad y la red de gas, entre otras cosas.

En diálogo con El1 Digital, Pablo Garcia Lazo, coordinador de la ONG Techo de zona oeste, remarcó que con la implementación del Decreto N° 358, el Gobierno reconocerá formalmente los barrios populares y les brindará asistencia.

“Este es un proyecto en el que venimos trabajando, junto a otras organizaciones, desde el año pasado. La idea es que los Estados locales brinden el derecho a los servicios básicos, como agua, luz, gas, cloacas, alumbrado público y escuelas, entre otras cosas. O sea, todo lo que tiene un barrio no vulnerado”, explicó.

Asimismo, reconoció que este es un “gran avance” ya que las familias beneficiarias estarán en un punto de partida para comenzar a trabajar otras políticas públicas. “Cuando se les entreguen los certificados, las familias van a dejar de tener ese temor de pensar que ese lugar no les pertenece. Se les dará la tranquilidad de tener un sentido de pertenencia. Saber que no tienen una dirección formal que dar genera inseguridad y estigmas en la sociedad”, advirtió.

Por último, comentó que un certificado de vivienda no es un título de propiedad. “Lo que resta es seguir trabajando sobre el acceso al suelo y la especulación inmobiliaria, entre otras cosas, para continuar junto a los barrios populares de Argentina”, culminó.

Sin embargo, de acuerdo a lo publicado en el Boletín Oficial, esta medida no representa un paso previo a extender escrituras ni títulos de propiedad, porque en la mayoría de casos esos asentamientos están sobre terrenos privados. Por otro lado, buscará desalentar nuevas tomas, ya que sólo podrán acceder a ese registro los que vivan en barrios conformados en la actualidad.