jueves 14 diciembre, 2017
Ultimas noticias

Para los ambulantes matanceros, las ventas cayeron más del 50 por ciento

Los trabajadores de los puestos de café del Distrito lamentan la fuerte disminución en el consumo. Sostienen que, a pesar de la llegada del frío, la recesión en el sector se mantiene.

En diálogo con el programa Después vemos, por Radio Universidad, desde el puesto de café situado en la intersección de la Ruta 3 y Ocampo, en San Justo, una de las vendedoras sostuvo que “las ventas han caído considerablemente”. A pesar de la llegada de los primeros fríos -que generan la situación propicia para impulsar la venta de bebidas calientes, facturas o churros-, el sector no logra recuperarse desde hace un año.

En ese contexto, la cafetera precisó que, en la mayoría de los casos, la gente empieza a dejar de consumir lo que no es imprescindible. “Estamos en una situación crítica y triste. Encima, a partir del lunes 20 de marzo, los precios van a aumentar. El café en vaso chico pasará a 17 pesos y cada factura a seis pesos, frente a los 14 y tres pesos, respectivamente, de la temporada anterior”, precisó Rosa.

Asimismo, remarcó: “Los vendedores ambulantes trabajamos con la clase obrera. Es el trabajador el que consume nuestros productos. Los clientes con otros niveles adquisitivos van a los cafés o confiterías. En el último año, las ventas han bajado mucho, por eso estamos muy tristes”.

En esa misma línea, Rosa puntualizó: “En 2015, vendía 20 termos por día y, ahora, no llego ni a la mitad. Las ventas promedio escasamente alcanzan los ocho termos diarios. Apenas llego a los gastos básicos e indispensables, ya que no tengo servicio de TV por cable y tampoco celular porque no puedo mantenerlos”.