sábado 18 noviembre, 2017
Ultimas noticias

Para Melo, el incremento salarial de 35% conseguido por la UOM “no es suficiente”

El secretario general del gremio a nivel local consideró que el acuerdo, a pagar en tres tramos además de una suma extra, “no alcanza en esta situación del país”.

En el marco de las negociaciones por las paritarias de los diferentes gremios, el sector metalúrgico consiguió el porcentaje más alto, en comparación con el resto de los sindicatos, y, además, cerró un convenio anual, a diferencia de otros que lo hicieron de manera semestral.

Hugo Melo, secretario general de la UOM de La Matanza, en diálogo con El1 Digital, explicó:”Hemos conseguido, a partir del primero de abril, un 20 por ciento; a partir del primero de julio, un siete por ciento; y, a partir del primero de octubre, seis por ciento”. “Eso hace un 33 por ciento en siete meses”, resumió.

“Hemos conseguido, a partir del primero de abril, un 20 por ciento; a partir del primero de julio, un siete por ciento; y, a partir del primero de octubre, seis por ciento”, explicó Hugo Melo.

Dicho porcentaje, en realidad, supera el 35 por ciento a partir de la obtención de dos sumas fijas de dos mil pesos cada una, que serán percibidas en los meses de noviembre y febrero. Al respecto, Melo reconoció: “Yo lo acepto, pero sigo pensando que el salario de los obreros metalúrgicos es bajo”.

“Se pidió un 35 por ciento, dentro de lo posible, pero no alcanza, sigue siendo poco. La realidad es que, a pesar del ajuste que se logró, los salarios metalúrgicos siguen siendo bajos por la situación del país”, agregó el referente sindical.

En tanto, Melo analizó que, por los aumentos en servicios como la luz, la canasta familiar y el transporte, entre otros la situación de los obreros del sector “es complicada” y, por ende, los despidos y suspensiones aumentaron en los últimos meses en el Distrito y, actualmente, ascienden a 120 y 600, respectivamente.

Asimismo, el dirigente de la UOM aseguró que las fábricas también se vieron afectadas por estos factores y que, además, debido a la medida que aplicó el Gobierno nacional en cuanto a las importaciones, están disminuyendo sus ventas.

“Hay muchas fábricas paralizadas, hay otras que están trabajando bien, pero la preocupación es lo que pueda entrar de afuera, por ejemplo, en lo que respecta a la producción de línea blanca, como heladeras, cocinas, lavarropas y secarropas, y también en el área de la construcción, porque pueden ingresar materiales de China o Brasil. Además, hay autopartistas que están muy complicadas por el hecho de que no están produciendo nada”, graficó en ese sentido.

“El Gobierno va a tener que revisar esa situación porque, cuanto más abra la importación, más problemas con los trabajadores locales va a haber”, advirtió finalmente.