lunes 17 diciembre, 2018
Ultimas noticias

Por la caída de la demanda interna, la planta de Mercedes Benz en Virrey del Pino frenó parte de su producción hasta febrero

Lo confirmaron fuentes de la propia firma y de SMATA a este medio. La parálisis afecta a 200 empleados, 57 de los cuales quedaron suspendidos.

La brusca caída de la demanda interna, que generó un “sobrestock” de unas 4.000 unidades en lo que va del año, obligó a la automotriz Mercedes Benz, que tiene su planta de producción en la localidad matancera de Virrey del Pino, a parar la fabricación de su línea de buses y camiones hasta 2019. La decisión, que fue confirmada a El1 Digital por el área de prensa de la propia firma y por fuentes del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor de la República Argentina (SMATA) local, empezó a regir el 3 de septiembre y se extenderá, al menos, hasta febrero.

Los 200 empleados que trabajaban en ese sector de la producción, que se destina íntegramente al mercado interno, tuvieron suerte dispar: según confirmó el sindicato, 153 fueron reubicados para abocarse a la fabricación de la línea de camionetas -en concreto, de los modelos Sprinter y Vito-, mientras que los 57 restantes “quedaron licenciados, con 75 por ciento de sus ingresos, hasta que se reanude la actividad”, explicaron.

De acuerdo a SMATA, el 75 por ciento del sueldo acordado se calcula en base al salario bruto, “pero representa un 92 por ciento del salario de bolsillo, y no se toca el cálculo de aguinaldos y vacaciones”, aclararon. “Pese a la mala noticia que representa una suspensión, el acuerdo que logramos fue el menos perjudicial porque la mayoría de los compañeros continúa su actividad normal y al resto se le respeta casi todo su salario y se puede dedicar a otras tareas mientras tanto”, analizaron desde el sindicato.

De todos modos, recordaron que la parálisis en la producción por un período tan largo de tiempo “es algo que casi nunca atravesó esta planta” y plantearon que la situación es comparable a la vivida durante la crisis financiera mundial de 2008.

“Confirmamos que está suspendida, temporariamente, la línea de buses y camiones porque cayó la demanda interna y hay stock suficiente. Dentro de lo que implica la decisión, el panorama no es el peor porque la idea es volver a arrancar a comienzos del próximo año. A lo largo de nuestra actividad en el país, hemos atravesado todo tipo de situaciones y logramos salir adelante. Ahora, la idea es ajustarse y lograrlo una vez más”, plantearon a El1 Digital desde la empresa ante la consulta.

Asimismo, Mercedes Benz destacó que, a contramano de la situación local, la línea de vans “está en expansión” porque “el 80 por ciento se exporta a Brasil”. “Después de algunos meses no tan buenos, entre enero y agosto de este año, la demanda interanual de ese segmento creció 30 por ciento y están saliendo más unidades. Tenemos dos turnos trabajando a full y, por eso, logramos que parte de los empleados de la línea suspendida pasara a ese sector”, destacaron. La firma alemana está a la espera de una licitación en el país vecino que, si sale a su favor, le permitiría ampliar su producción en los próximos meses.