martes 11 diciembre, 2018
Ultimas noticias

Por los sobreprecios, los matanceros gastan en garrafas cuatro veces más de lo estipulado

El dato surge de un sondeo de casi 500 casos encarado por la Secretaría de Producción comunal. Es por la remarcación de precios en los comercios minoristas, donde no hay control estatal.

Pese a la vigencia del Programa Hogares con Garrafa, con que el Gobierno nacional se comprometió a que las familias que no llegan a cubrir el equivalente a dos salarios mínimos –eso se traduce en 17.720 pesos por mes- paguen solo 20 pesos por unidad de gas envasado, en La Matanza, los vecinos gastan casi cuatro veces más de lo que debieran.

A esa conclusión llegó la Secretaría de Producción local a partir de un relevamiento en 470 viviendas de Rafael Castillo y Laferrere. Allí, surgió que, si bien el Estado fija un precio máximo para las garrafas, en la práctica, eso no se cumple: las unidades de diez kilos que, se supone, no pueden superar los 135 pesos, se venden a un promedio de 184 pesos en los barrios.

Como consecuencia, el gasto promedio de las familias cada mes –con un consumo de dos garrafas por hogar- debiera ser de 256 pesos, pero termina siendo de 350 pesos y, al mismo tiempo, el gasto no cubierto por el subsidio, que no debiera superar los 40 pesos, se convierte en 151 pesos. Por ende, el porcentaje del gasto no cubierto por el subsidio pasa del 15 al 43 por ciento del costo total de la garrafa.

“La diferencia es entre lo que la garrafa cuesta en concreto y lo que el Gobierno dijo que iba a costar, no más de 135 pesos. Pero, en promedio, los vecinos nos dijeron que la pagan más de 180 pesos y, de lo que les habían prometido que iba a salir de sus bolsillos, no más de 38 pesos mensuales, están pagando más de 150 pesos, lo que equivale a seis litros de leche”, indicaron a El1 Digital desde la cartera a cargo del relevamiento.

Pero como no hay tareas de control territorial por parte del Ministerio de Energía nacional, oficialmente, el precio máximo fijado se toma como referencia para calcular el subsidio y no el que los consumidores pagan en la práctica. Es decir, la distorsión la afrontan los bolsillos de los vecinos.

Consultados al respecto por este medio, desde la cartera que dirige Juan José Aranguren explicaron que “la verificación de estas situaciones”, en referencia a la distorsión de precios, “corresponde a la Secretaría de Comercio”. “Las denuncias respectivas pueden realizarse al 0800-666-HOGAR (46427)”, sumaron.

Para el Distrito, un tema en agenda

En La Matanza, según el último censo del Indec, del año 2010, hay 484.909 viviendas en total. Y, de acuerdo a los últimos datos brindados a este medio por Gas Natural Fenosa, actualizados a diciembre de 2015, son 288.000 los clientes que la empresa tiene en el Distrito, por lo cual hay un porcentaje importante de viviendas que depende de la provisión de gas envasado y, sobre todo, del subsidio estatal para acceder a las garrafas.