sábado 15 diciembre, 2018
Ultimas noticias

Preocupación en la comunidad educativa matancera por la suspensión de los pagos del ProgREsAr

Alumnos de escuelas secundarias, terciarias, bachilleratos de adultos y universidades dejaron de cobrar el beneficio en los últimos meses. Al respecto, el titular del Consejo Escolar distrital, Alejandro Schwartzman, remarcó: “Exigimos la restitución inmediata de las becas”.

La Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSeS) suspendió el pago del ProgREsAr, destinado a estudiantes de entre 18 y 24 años, por falta de controles, según confirmó el organismo estatal.

Desde la ANSeS, explicaron que el congelamiento de los pagos se debe a que los institutos terciarios y universitarios se demoraron en certificar la regularidad de los alumnos. En sintonía, aclararon que, la semana que viene, la situación debería normalizarse. Por otra parte, informaron la baja de 94 mil estudiantes que no cumplieron con la regularidad, esto es, aprobar un mínimo de dos materias por año.

Por estas razones, miles de alumnos de escuelas secundarias, terciarios, bachilleratos de adultos y universidades se encontraron este mes sin el depósito de 900 pesos que les permite completar sus estudios. El problema con el programa de becas tiene su eco, también, en el Partido.

Restitución inmediata

En este sentido, el presidente del Consejo Escolar distrital, Alejandro Schwartzman, contó que muchos estudiantes matanceros no pudieron cobrar la asignación, al tiempo que manifestó su preocupación ante la medida tomada por el Gobierno nacional: “Exigimos la restitución inmediata de las becas”, reclamó en comunicación con El1 Digital.

ProgREsAr es un programa de apoyo a los estudiantes de 18 a 24 años que no tienen empleo, trabajan informalmente o perciben un salario por debajo del mínimo, vital y móvil. Por otra parte, afirma Schwartzman, la Comuna, también, otorga una beca de 800 pesos para que los jóvenes puedan terminar sus estudios.

“El plan de becas del Municipio, que está llegando a diez mil alumnos de secundaria, aumentó de 600 a 800 pesos y está pensado para menores. Por esta razón, la tarjeta la manejan los padres”, finalizó.