domingo 22 octubre, 2017
Ultimas noticias

Rafecas ordenó detener a siete imputados por crímenes en “El Vesubio”

En la causa del Primer Cuerpo de Ejército donde se investiga el terrorismo de Estado en la última dictadura, el Juez Federal Daniel Rafecas dispuso la detención de seis agentes del Servicio Penitenciario Federal y de un militar, por los hechos que tuvieron lugar en el centro de detención y tortura “El Vesubio”, que funcionó en Aldo Bonzi entre 1976 y 1978.

Entre las víctimas que pasaron por el centro clandestino El Vesubio se hallan el escritor Haroldo Conti, el escritor e historietista Héctor Oesterheld y el director Raymundo Gleyser, quienes siguen desaparecidos.

De prosperar estas nuevas imputaciones, se convertirán en el tercer juicio oral en torno al centro clandestino “Vesubio” -después de los ya realizados en 2011 y 2014- que cuenta con cerca de 400 víctimas ya judicializadas.

El juez dispuso ahora la detención y el llamado a declaración indagatoria de los oficiales penitenciarios Roberto Aguirre, alias “Aguilar”; Olegario Domínguez, alias “Kawasaki”; Florencio Gonceski, alias “Garrincha”; Milcíades Loza, alias “Kolinos”; Hugo Rodríguez alias “Techo” y Eduardo Lugo, a quienes imputó por la privación ilegal de la libertad y la tortura de 358 personas que permanecieron en el centro clandestino de detención y tortura “Vesubio”, la tortura seguida de muerte de dos de los cautivos, y la participación necesaria en el homicidio de 48 personas que egresaron del centro clandestino en los llamados “traslados-homicidios”.

Según la imputación, los seis agentes penitenciarios habrían desarrollado en el Vesubio funciones de guardia, a la vez que aseguraron la aplicación de torturas y el posterior homicidio de quienes tuvieron tal destino.

Rafecas también ordenó la detención de Ernesto Yáñez, quien en 1977 se desempeñaba como Cabo del Regimiento de Infantería 3 de La Tablada, a quien imputó su presunta intervención en un operativo de detención, que tuvo por víctima a la familia Borzi. Según la imputación, Yáñez habría integrado la patota que llevó a cabo el operativo y habría privado ilegalmente de la libertad a Oscar Isidro Borzi, su esposa Ada Miozzo y los menores, hijos de ambos, Ernesto Darío de 7 años, Luis Alejandro, de 6 y Juan Manuel de 3 años; luego de 18 horas de retener a los cinco nombrados en el domicilio, Oscar Borzi fue secuestrado, encontrándose desaparecido. En la misma resolución el Juez Rafecas había dispuesto la detención de Gumercindo Ortega, alias “Chaqueño”, también agente del Servicio Penitenciario Federal, luego de lo cual se constató su fallecimiento el 10 de diciembre de 2014.

Los siete imputados se suman entonces a los 14 procesados por el Juez Daniel Rafecas por los hechos que tuvieron lugar en el centro clandestino “Vesubio”, doce de los cuales fueron ya condenados por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal nro. 4.