jueves 20 septiembre, 2018
Ultimas noticias

Rapistand: hubo principio de acuerdo, pero las tres plantas de La Matanza siguen paradas

Los 170 trabajadores damnificados aseguran que la firma les debe entre 20.000 y 30.000 pesos a cada uno. La empresa se comprometió a saldar una parte de la deuda el miércoles, pero la medida de fuerza continuará, al menos, hasta ese día. Si el depósito se efectúa, resolverán si levantan el paro.

Después de varias semanas en conflicto, los propietarios de la empresa Rapistand, que cuenta con tres plantas en La Matanza, llegaron a un principio de acuerdo con sus 170 empleados, quienes habían iniciado una serie de medidas de fuerza para reclamar el pago del medio aguinaldo de diciembre, un bono acordado por la UOM en la última paritaria y parte de los salarios, que la firma aun les debe. Como parte del conflicto, los empleados comenzaron un paro el 2 de enero, que mantendrán hasta que la compañía salde la deuda.

En una reunión mantenida con los delegados de los trabajadores y representantes del gremio el lunes, la firma se comprometió a cumplir con el pago del medio aguinaldo el próximo miércoles, pero los empleados resolvieron mantener la “ocupación pacífica” de la planta durante las 24 horas y continuar con el paro de actividades. La protesta, inicialmente, comenzó en la planta de Isidro Casanova y se extendió a las otras dos sedes de la firma con el correr de los días.

“Se comprometieron a pagar el aguinaldo, pero la deuda es de entre 20 y 30 mil pesos por trabajador, porque hay que sumarle la última quincena de diciembre, el bono de la UOM y este viernes ya se cierra la primera quincena de enero, así que decidimos seguir con el paro en las tres plantas porque ya venimos sumando muchos incumplimientos”, explicó a El1 Digital Diego Newell, delegado de los trabajadores.

 

De acuerdo al empleado, la empresa alega que “tiene las cuentas embargadas por la AFIP” y que “si el paro sigue y no hay producción, no tiene de dónde sacar recursos para afrontar los pagos”. “Hace años que venimos con la misma excusa y la situación no va más”, rechazó Newell.

Asimismo, el representante de los trabajadores advirtió que “tampoco se están pagando las cargas sociales correspondientes” y, por eso, el levantamiento del paro dependerá de lo que haga la empresa en las próximas horas. “Si el miércoles pagan, haremos una nueva asamblea y veremos cómo seguimos, pero la deuda es muy grande”, cerró el delegado.

Cabe recordar que Rapistand, que se dedica a la fabricación de estanterías para grandes clientes, como hipermercados, ya había tenido conflicto con sus trabajadores a fines de 2013, cuando había despedido a 67 empleados. En septiembre pasado, además, 14 trabajadores habían quedado en la calle luego de meses en conflicto salarial, pero luego fueron reincorporados.