Jueves 17 Agosto, 2017
Ultimas noticias

Reconocimiento de artistas matanceros al área de Cultura

Artistas de variados géneros y distintas localidades del Distrito, mostraron públicamente su satisfacción y apoyo al trabajo que se viene realizando desde la Subsecretaría de Cultura y Educación. El respaldo hacia la gestión de la repartición la hicieron a través de la firma de una solicitada donde valoran las directivas de gestión oportunamente dadas por el intendente Fernando Espinoza y ahora lo hacen a través de una convocatoria que propició este Diario, para que algunos de ellos explicaran cuál es la interrelación y las tareas que se llevan adelante conjuntamente con esa área municipal.

Pag.11

 

El encuentro se llevó a cabo en el despacho del titular de la Subsecretaría y participaron de la reunión el mencionado Alejandro Enrique, junto Adela Margarita Salas (poeta); Gino Bencivenga (poeta, actor y profesor de teatro); Norma Míguez (artista plástica) y Julián Crigna (artista plástico – muralista) a quien el funcionario los definió como “valiosos artistas matanceros comprometidos con su pueblo”.

Reconocimiento al intendente

En primer término, Enrique trazó una especie de balance señalando que “desde este lugar estamos muy conformes por la tarea que junto a mi equipo de trabajo desarrollamos a lo largo de estos cuatro años de gestión. Cuando asumí, la primera acción que realicé a pedido del intendente, fue ponerme en contacto con la mayoría de los artistas para abrir un canal de diálogo y que así tuvieran participación. La idea era que mínimamente estuvieran integrados a las actividades del Estado municipal y lo hemos logrado” y seguidamente acotó: “Estamos satisfechos de haber cumplido con ese mandato que nos dio Fernando Espinoza, pero a la vez también lo estamos por el hecho de habernos encontrado mayoritariamente con artistas de La Matanza comprometidos, que siempre han respondido a la convocatoria que hicimos, ya fuera para un ciclo de lectura, una obra de teatro, un encuentro de pintores, murales, etc. lo que posibilitó que el primer objetivo que era darles visibilidad se cumpliera con creces y pudieran mostrarle a sus vecinos que tienen un anclaje con el lugar de donde son originarios, dado que viven y se sienten identificados con esos lugares, y no reniegan de ser matanceros, ni de pertenecer a tal o cual localidad”.

El funcionario también comentó que esa visibilización se vio reflejada “a través de una solicitada publicada en los medios locales, donde los artistas, sin ser militantes, adhirieron para reconocerle en este caso el intendente Fernando Espinoza, la directiva que en su momento dio para que La Matanza empezara a recuperar terreno en materia cultural. La críticas salen fácil y a veces está bien que se hagan porque nos obligan a los funcionarios a implementar acciones, pero cuando las cosas funcionan bien, hay voluntad y vocación política, también hay que hacer un reconocimiento a esas políticas públicas a favor del mundo de la cultura, y en este caso se hizo a través de un escrito público”. En ese mismo sentido, Enrique recordó que “en el 2001 este Municipio estaba sumido en una profunda crisis; no teníamos tiempo ni recursos y solo había lugar para pensar en cómo salvarle la vida a aquellos vecinos que no tenían ni para comer. Eso se fue revirtiendo y era el momento de comenzar a reconocer a los artistas y fue el propio intendente el que tomó la iniciativa -quizás sin contar todos los recursos necesarios- que se pudiera llegar a todos los rincones de esta extensa La Matanza, para mostrarle a los vecinos que la habitan que hay un Estado presente que acompaña todas las expresiones artísticas que se generan”.

SecretariodeCultura.Pag.10-11

Una mirada optimista

“Los tiempos y sobre todos las distancias que por su conformación territorial tiene La Matanza, a veces no ayudan a que podamos llevar a la práctica todas las ideas que tenemos y que no hemos podido desarrollar en su totalidad por esas y otras  circunstancias. Quizás lo que nos faltó y que podría decir que queda como una asignatura pendiente a cumplimentar, fue multiplicar aún más esa visibilización de artistas a la que hice referencia anteriormente. Llegar a lugares donde todavía no hemos llegado, pero soy optimista y estoy seguro que esta línea de acción va a tener continuidad, porque si bien Fernando Espinoza ya no va a ser el intendente -y las urnas son las que finalmente deciden-  está todo dado para que su lugar lo ocupe Verónica Magario, que es parte de este gobierno y que seguramente va a profundizar esto y va a ir por lo que todavía falta, en este caso en materia cultural” sostuvo Alejandro Enrique en referencia a las cosas pendientes que deberá enfrentar la próxima gestión.

Y a propósito de esto, contó que “como a veces tenemos acciones simultáneas en distintas localidades del Distrito y por ejemplo, ir de Lomas del Mirador a Virrey del Pino o viceversa nos lleva todo el día y eso que estoy hablando solo de dos lugares. No hay que olvidarse que La Matanza cuenta con dieciséis localidades y una gran extensión territorial y eso a veces nos quita la posibilidad de llegar a todos los lugares donde uno quisiera que el Estado municipal esté presente”

Finalmente, Alejandro Enrique explicó que el rol de la Subsecretaría a su cargo, a diferencia de la Secretaría que encabeza Silvia Francese, que tiene otro tipo de responsabilidad y se ocupa de los grandes eventos culturales, la suya es una tarea de territorio, donde explicó que “se toma contacto directo con los artistas, se escuchan sus demandas, los reclamos de los vecinos y en la medida de lo posible accionamos los dispositivos necesarios para al menos solucionar la mayoría de esos requerimientos. El equipo de esta Subsecretaría, conformado por jóvenes muy comprometidos con sus tareas, tiende más a recorrer el Distrito y a tomar contacto con la mayor cantidad de artistas de todas las disciplinas que hay en cada localidad”.

Hablan los artistas

“Hace 46 años que soy docente en La Matanza, he escrito toda la vida y recién en la primer Feria del Libro allá por el 2007, a través de haber ganado una antología que se organizó, tuve la posibilidad de que me publicaran un cuento y una poesía. Yo ya tenía bastante trayectoria, pero no era profeta en mi tierra y desde que sucedió eso, y a través de la Subsecretaría de Cultura que es la que hace las convocatorias, pude poner pie en el distrito al que pertenezco. Siempre digo que si yo escribo para mí, no sirve y por eso tengo que divulgar, no por mi obra en sí, sino a través de ellas crear hábitos de lectura y composición literaria. No es fácil ir a golpear las puertas de una escuela, que es el ámbito ideal para formar lectores, y como consecuencia formar escritores, y ahí es donde está el mérito de esta Subsecretaría, que gracias a su respaldo los escritores hemos podido acceder a las aulas, donde el Estado garantiza nuestra presencia y le da tranquilidad a las autoridades educativas y a los papás de los alumnos”. (Adela Margarita Salas, San Justo).

Soy un artista plástico dedicado al arte público y tomé contacto con la Subsecretaría y con el propio Alejandro Enrique, a poco que asumió. Ahí comenzamos a interactuar con las distintas organizaciones vecinales, con escuelas y fundamentalmente con otros pares para integrarnos y poder desarrollar a través de la pintura de murales una actividad en la vía pública, para establecer un vínculo con la comunidad a través de las artes visuales. Reconozco esto como un gran mérito político de esta gestión, porque nos contienen y nos hace poner en perspectiva que la actividad del mural es una militancia política que actúa como eje transformador del espacio público”. (Julián Crigna, Ciudad Evita).

“La Tapera Teatro es una casa de mi propiedad que fue trasformada en un teatro popular. En el inconsciente colectivo el teatro ha estado magnificado, como que solo sucedía en las grandes capitales. En un momento para mí la literatura fue la vía para adquirir conocimientos y el teatro fue un redescubrimiento donde trato de volcar en mis clases esa misma experiencia. En estos momentos tengo dos alumnos en el IUNA y esta metodología de trasmitir conocimientos, pasa por lo humano, por el autodescubrimiento a través de la vocación y después viene lo literario, lo emocional y lo político que también se engloba, porque el arte también es una expresión política. Los vasos comunicantes que ha habido entre la Subsecretaría y en particular con mi teatro, hace que no pueda otra cosa que reconocer el gran trabajo que se viene haciendo desde esta repartición municipal”. (Gino Bencivenga, Gregorio de Laferrere)

“Yo también soy artista plástica y un día Alejandro (Enrique) llegó a mi taller y me propuso pintar La Matanza. Yo trabajo con niños, adolescentes y adultos y tanto mi taller como otros equivalentes, motivados por esa iniciativa, hicimos una tarea de  investigación en todos los lugares del Distrito, de la que también participaron los padres y abuelos de esos chicos y de ahí salió una hermosa muestra de niños de 5 años en adelante, que se realizó en la Región Descentralizada Noroeste de Ramos Mejía, de la que participaron a través de sus obras todas las localidades de La Matanza. Valoro el manejo, el compromiso y la permanente disposición de la Subsecretaría en todas las acciones conjuntas que realizamos y que durante la muestra tuvo como broche de oro el reconocimiento que se le hizo a René Esquivel y Eduardo Calandria, dos prestigiosos artistas de 80 años vecinos de mi localidad”. (Norma, Lomas del Mirador)

 

Fuente: La Matanza: Reconocimiento de artistas matanceros al área de Cultura