domingo 09 diciembre, 2018
Ultimas noticias

Reemplazan los postes del tendido eléctrico

Las obras encaradas por EDENOR forman parte del plan de inversiones a partir de la revisión tarifaria aplicada en 2016. También se instalan medidores especiales para controlar el consumo.

Para asegurar el correcto funcionamiento de la red eléctrica, EDENOR cambió este año en La Matanza 13 mil postes sobre un plantel de 55 mil. Y sumados a los reemplazados el año pasado, se totalizan casi 26 mil.

Así lo revelaron a este medio fuentes de la distribuidora, precisando que los trabajos forman parte del plan de inversiones. Así, en base a lo establecido en la revisión tarifaria integral del año 2016, viene llevando adelante durante los últimos dos años la renovación de postes dentro de toda su área de concesión.

Los trabajos implican una inversión global de 877 millones de pesos, renovándose los postes de los tendidos de media y baja tensión. Edenor reveló que la vida útil de los mismos oscila entre 20 y 30 años, y que en su área de concesión tiene alrededor de 950 mil.

Para reforzar las estructuras que soportan las líneas de media tensión, en muchos casos se instalan columnas de hormigón armado, que garantizan la integridad de las redes incluso ante condiciones climáticas extremas, según detalló la empresa.

La necesidad de cambiar los postes ha sido planteado en varias oportunidades por distintos grupos de vecinos, que advierten que el paso del tiempo los ha deteriorado -por estar, por ejemplo, en zonas donde el agua se acumula con frecuencia-, que fueron afectados por los fuertes vientos que caracterizan con mayor frecuencia a las tormentas, o que directamente fueron dañados por alguna colisión de tránsito.

Por otra parte, Edenor reveló que en La Matanza tiene instalados 25 mil equipos de Medidor Integrado de Energía (MIDE).

Puntualizó que “la principal característica de los clientes que cuentan con este servicio es facilitarles que administren el consumo y el pago de acuerdo a sus necesidades. Es un sistema que les suma a la capacidad de ser cliente, tener un servicio, pagarlo de una manera compatible con su modalidad de ingresos”.

Luego reveló que “el 91 por ciento de nuestros clientes tiene una visión muy positiva del sistema, y de hecho la gente lo pide. Es una tecnología que se venía probando en pruebas piloto desde hacía una década, y que finalmente con este gobierno se reguló cuidando al cliente, constituyendo un avance muy grande”.