martes 11 diciembre, 2018
Ultimas noticias

San Justo: Docente de La Matanza electa diputada nacional

 

Nathalia González Seligra nació en Suecia, es hija de padres exiliados durante la dictadura militar genocida de 1976 a 1983. Tiene 36 años y es madre de Malén de 8 años.

Comenzó su militancia en la escuela secundaria en el centro de estudiantes del colegio Esteban Echeverría, de Ramos Mejía en el proceso de lucha contra la ley federal de educación  e integró la agrupación Hijos Oeste durante muchos años sumándose a la lucha por los derechos humanos. Además estudió sociología en la UBA y se  recibió de profesora.

 

Actualmente trabaja en el equipo de orientación escolar en la secundaria 23 de Gregorio de Laferrere. Es secretaria de derechos humanos del SUTEBA La Matanza. Militante del PTS en el Frente de Izquierda, partido por el cual ocupará una banca en el parlamento nacional por la provincia de Buenos Aires en el año 2017.

 DOCENTE.

-¿Cómo impactó en vos que sos militante político-gremial, el haber sido electa para un cargo en el Congreso Nacional?

-Para mí es muy importante para continuar la lucha en otro ámbito, como es el del Congreso Nacional. Mis compañeros  docentes del Suteba que me ven como una referente, se pusieron muy contentos, pues consideran que es una conquista para llevar adelante nuestras demandas como trabajadores. El cargo que obtuvimos por el FIT en la Provincia de Buenos Aires lo vamos ejercer tres compañeros en forma rotativa. En primer lugar ingresa Néstor  Pitrola, después es mi turno y finalmente el de Mónica Schlotthauer.

Como todavía no accedí al cargo sigo trabajando en la escuela y con las tareas gremiales en el sindicato. Igualmente, ya he comenzado a poner este cargo electivo como diputada al servicio de las luchas populares; en ese contexto se inscribe mi participación en el juicio que se les realizó a docentes y trabajadores camioneros fueguinos, recientemente. Fui en carácter de diputada nacional electa para hacer conocer esa lucha y solidarizarme con ellos. Y ahora que el nuevo gobierno va a convocar a los docentes de la Provincia para debatir el tema docente en la educación pública, esta conquista la utilizaré para difundir las demandas de nuestro sector y en ese sentido tiene otro valor hacerlo como diputada.

-Al no ejercer todavía como diputada. ¿Te reconocen cuando desarrollás tu actividad desde ese lugar?

En principio el reconocimiento lo hacen quienes me acompañaron con el voto, los docentes que te ven como una compañera de lucha y depositan expectativas con respecto a mi labor como legisladora. Por parte de las instituciones del régimen político, el reconocimiento es menor por no haber accedido todavía al cargo. Los medios sí lo hacen, ya que me dan espacio; al resultar electa hubo varios que se comunicaron, quizás también por ser una novedad que una docente matancera resultara electa diputada y además por ser una nueva diputada de izquierda que es una fuerza en crecimiento.

.DOCENTE

-Ustedes rotan los cargos electos entre las fuerzas políticas que componen el FIT. ¿Cuál es el fundamento de esta actitud?

-En primer lugar la idea es mantener un acuerdo de coalición entre las fuerzas que componen el Frente. Los cargos los consideramos como una conquista común de la coalición. Desde el 2011 en que se conformó, venimos actuando con esa metodología y todos los cargos obtenidos desde concejales a diputados han sido con mandato rotativo para que todas las fuerzas tengan representación. En este caso, según el orden de la lista presentada para la provincia de Buenos Aires, en  el primer lugar está Pitrola del Partido Obrero, por lo tanto es el primero en acceder a la banca, después vengo yo por el PTS y en tercer término Mónica Schlotthauer, compañera por Izquierda Socialista. En general el tiempo legislativo se ha distribuido equitativamente, salvo en este caso en que en las PASO fuimos en listas separadas. También planteamos una modalidad especial con respecto a las dietas de los cargos  legislativos y es que los que accedan deben vivir con el sueldo de  un trabajador. Si bien los cargos son del Frente y por eso la rotación, las dietas son de los partidos, no es de uso  personal, para que se viva con privilegios.  En nuestro caso, el PTS, Nicolás del Caño, durante todo su periodo, cobraba 10.000 pesos,  cuando la dieta de un diputado nacional era entre 60 y 80 mil pesos y el resto lo donaba a un fondo que administra el Partido y se usa para apoyar distintas luchas como la de los pueblos originarios y de derechos humanos, en el caso de La Matanza se realizó una donación para las familias inundadas.

¿Cómo es la forma de trabajo del Frente al interior de las instituciones legislativas?

-Tratamos de actuar en interbloque. Se dan situaciones particulares como en la provincia de Salta donde el diputado provincial había entrado por el Partido Obrero, en esa provincia era el único bloque ya que no están las otras fuerzas del FIT, por lo tanto allí no hay rotación. La idea es actuar como interbloque pero a veces no se da. Como en el caso particular de la asunción de Macri que el Partido Obrero asistió y nosotros no porque consideramos que era una sesión de apoyo a Macri. Discutimos para unificar la política, pero se deja libertad para  que cada diputado tenga una voz independiente.

DOCENTE

¿Cuál es tu reflexión sobre la asunción de Mauricio Macri al gobierno?

-En primer lugar, representa un cambio, no solo en la Argentina, es parte de un cambio en el escenario político latinoamericano. Es un cambio de ciclo que amenaza a todas las conquistas que los trabajadores hemos logrado con la lucha en este periodo. El macrismo es parte del avance de la derecha continental, donde el kirchnerismo le allanó el camino. Por eso, si hubiera ganado Scioli, habría impulsado planes de ajustes, medidas que benefician al gran capital, además del endeudamiento del país con el pago a los fondos buitres como anunció Scioli en su campaña. Creo que el gobierno de Macri  irá  contra las conquistas de los trabajadores, siendo facilitador de la política del imperialismo en la Argentina, pero al mismo tiempo los trabajadores, incluso quienes votaron a Scioli, van a resistir ya que no están dispuestos a aceptar la pérdida de las conquistas logradas. Creo que se van a desplegar luchas para enfrentar el ajuste y de ahí la importancia y también la responsabilidad de tener una banca en el Congreso para apoyar desde ahí esas luchas. Nosotros consideramos que tenemos una doble tarea: fortalecer la presencia política del Frente de Izquierda y continuar organizando los sectores combativos en los sindicatos.