Viernes 23 Junio, 2017
Ultimas noticias

Se construirá un parque paleontológico en el límite entre Marcos Paz y La Matanza

El yacimiento donde se encontraron mastodontes, megaterios y tigres dientes de sable, entre otras especies, fue declarado como reserva paleontológica. Allí, se planea asentar un parque que podrá ser visitado de día y de noche.

Agencia CTyS – No será un parque jurásico, sino de megamamíferos que llegaron a convivir con los humanos hace unos 10 mil años. Duró poco tiempo tal comunidad, ya que el hombre se convirtió en uno de los factores que determinaron la extinción de esas especies. Ahora, es el momento de revivirlas.

Los propietarios de la cantera Vignogna firmaron la cesión de 40 mil metros cuadrados para que se configure oficialmente la reserva paleontológica, ubicada a metros de la Ruta 3.

“Queremos que se acerquen más personas y participen de las excavaciones quienes lo deseen, siempre garantizando la preservación y el valor científico que tienen”, invitó Piazza.

De esta manera, se resguarda un yacimiento que ha permitido descubrir diversos ejemplares de mamíferos gigantes, aves, reptiles, anfibios, peces y, al mismo tiempo, permitió verificar que, hace 30 mil años, hubo un ingreso marino donde hoy se juntan Marcos Paz y La Matanza, algo que hasta ahora no se conocía.

Hace cinco años, el ahora responsable de la Reserva Paleontológica y del Museo de Marcos Paz, David Piazza, invitó a la Agencia CTyS a recorrer el sitio y le enseñó los primeros hallazgos, que hoy ya son más de 1000. Más allá de la labor científica guiada por paleontólogos del Museo de La Plata, se buscó que la sociedad conociera este patrimonio ubicado tan cerca de los centros urbanos.

Así, todas las escuelas de Marcos Paz y muchas de La Matanza ya han visitado el sitio. Pero, ahora, que se proyecta la realización de un parque paleontológico, se aspira a multiplicar las visitas guiadas, que ya no solo serán de día.

“Estamos muy entusiasmados y contentos”, expresó Piazza. Y puntualizó: “Queremos darle un aprovechamiento cultural, que se acerquen más personas y participen de las excavaciones quienes lo deseen, siempre garantizando la preservación y el valor científico que tienen”.

En un par de semanas, se colocará un cartel muy atractivo en el ingreso al Parque, ubicado justo en el límite entre Marcos Paz y La Matanza; también, se pondrá iluminación artística, que hará que todos los que pasen por el kilómetro 48 de la Ruta 3, incluso de noche, puedan ver el yacimiento.

“Estamos preparando todo, desde la seguridad perimetral a la iluminación, la señalética y un servicio de guías, para que el parque paleontológico también pueda abrir de noche, a partir de una tendencia novedosa que ya ha mostrado tener éxito como lo es la Noche de los Museos”, comentó Piazza.

Recuperar la convivencia entre los humanos y los megamamíferos
A futuro, se proyecta la colocación de tinglados y la realización de réplicas de los megamamíferos, algunos de los cuales podían alcanzar los cuatro metros de altura. Pero, desde la apertura del Parque, se brindará un curso de supervivencia prehistórica.

“Como hubo pueblos originarios que convivieron con estas especies, la idea es mostrar cómo fue ese contacto”, explicó Piazza. En este yacimiento, hay registros desde los 30 mil a los 8.500 años de antigüedad y se estima que el hombre llegó hace unos 12 mil años a la región bonaerense.

Aun no se han encontrado evidencias de la convivencia entre los humanos y los megamamíferos en el noreste de Buenos Aires. “Sería un golazoencontrar un resto fósil de un homínido, o alguna herramienta que hayan usado, sea una vasija o la punta de una flecha”, valoró Piazza.

“Estamos en estado de alerta permanente, atentos a cada descubrimiento, porque un hallazgo que puede parecer pequeño nos puede llegar a abrir un nuevo mundo”, ilustró Piazza. Por eso, más allá del aprovechamiento cultural y turístico que puede llegar a alcanzar el parque paleontológico, se va a continuar con la investigación científica.

El potencial cultural y turístico de la Reserva Paleontológica
David Piazza destacó el apoyo que brindó el municipio de Marcos Paz para que este lugar se convirtiera en una reserva paleontológica y que, desde el ámbito privado, los dueños de la cantera Vignogna firmarán la cesión de parte de sus terrenos.

“Nosotros no cobramos entrada, pero quienes nos visitan nos pueden dar un bono a voluntad, que es para nosotros una gran ayuda ahora que estamos comenzando”, contó Piazza. Y evaluó: “Tal vez, desde el ámbito público o privado, van a surgir más apoyos, porque este parque paleontológico tiene un potencial cultural y turístico altísimo, ya que es el único que se encuentra tan cerca de los centros urbanos”, analizó Piazza.

Fuente: El1 digital