martes 18 junio, 2019
Ultimas noticias

Según un informe, el 51 por ciento de los chicos está por debajo de la línea de pobreza

El Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina realizó un documento en el que detalla que, desde 2017 a 2018, aumentó el trabajo infantil y que hay una fuerte alza del déficit alimentario.

Según un informe que llevó a cabo el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), más de un millón de niños no tiene una alimentación adecuada. El 37 por ciento de los menores tuvo una alimentación con déficit de, al menos, un nutriente esencial durante 2018, es decir, un 6,6 por ciento de incremento con respecto al año anterior.

Además, el estudio registró que un 35 por ciento asiste a comedores y un 13 por ciento pasa hambre. Además, el trabajo infantil aumentó de manera exponencial a raíz de la grave situación económica y social.

La UCA analizó diferentes dimensiones sociales como alimentación, salud, hábitat, subsistencia, crianza, socialización, educación y trabajo infantil. De este conjunto se trabajaron los campos de la alimentación, hábitat y salud que muestran lo preocupante de la situación actual.

“La pobreza infantil a nivel nacional aumentó en la década y afecta al 51,7 por ciento de los niños y adolescentes, un 29,3 por ciento tiene un déficit en sus comidas”, arrojó el informe.

Por otra parte, el Conurbano bonaerense presentó el mayor índice de pobreza, por lo que los números son alarmantes ya que asciende a 63,6 por ciento y superó al 54,2 por ciento medido en el año anterior, de esa cifra, un 15,4 por ciento son indigentes.

En cuanto al déficit habitacional, el documento menciona que “los indicadores son elevados y sostenidos en su evolución en el tiempo, salvo el déficit en las condiciones de saneamiento que sigue una tendencia positiva y con merma de la desigualdad”.