jueves 21 septiembre, 2017
Ultimas noticias

Trabajadores denuncian el vaciamiento de la empresa

ecotransMario y Claudio Cirigliano, dueños de la empresa, ya tenían un convenio para venderla, pero la Justicia no aceptó la propuesta. Los trabajadores se encuentran en estado de alerta y asamblea permanente.  

Choferes de la empresa de transporte público Ecotrans, que en el Distrito transita Isidro Casanova, Crovara y Cristianía y el Barrio San Alberto con destino final en el vecino partido de Morón, denunció el “desmantelamiento” de la empresa, que ya ha pedido la convocatoria de acreedores ante la Justicia.

Según explicaron los trabajadores a través de un comunicado, Mario y Claudio Cirigliano, dueños de la empresa, “han presentado a la jueza que entiende en la causa de la convocatoria de acreedores, un acuerdo para la venta de la empresa. Dicho acuerdo, que fue preparado a espaldas de los trabajadores, plantea el desmembramiento del servicio y la cesión de sus recorridos a cuatro empresas que se harían cargo de las líneas”. La causa de la empresa Ecotrans se encuentra en el Juzgado Comercial N°18.

El 31 de mayo, los empresarios se presentaron en el Juzgado junto a los interesados en la compra, pero la magistrada a cargo de la causa no firmó el acuerdo y se tomará un tiempo para expedir el fallo.

De concretarse el desmantelamiento de Ecotrans, en La Matanza, serían unos 140 choferes los que perderían su fuente de trabajo, además de mecánicos y personal administrativo. “La experiencia y los antecedentes de estas empresas a las que les entregarían los recorridos, no dicen que nos quedamos en la calle”, dijo Silvio Olivera, delegado de la línea 317 de Ecotrans.

Es que según el trabajador, esas empresas tienen antecedentes poco felices: despidos masivos de choferes, no respeto de  convenios colectivos de trabajo y pago de horas en negro.  Por este motivo, el objetivo de los trabajadores es que de venderse Ecotrans, “la empresa que venga se haga cargo de todo el paquete, no queremos un desguace”.

Olivera contó además que “la jueza encontró varias irregularidades en las empresas interesadas, tres de las mismas, en estos momento están paradas.  Por eso, la jueza decidió esperar para expedir su fallo”.

“Las experiencias que tenemos en el gremio muestran que el desmembramiento y la fragmentación van de la mano de la pérdida de puestos y condiciones de trabajo y la supresión de recorridos menos rentables y un deterioro y recorte de un general de la calidad de los servicios”, manifestó el cuerpo de delegados de la empresa en un escrito.

En tanto Silvio Olivera, señaló que la falta de inversión y la mala utilización de los subsidios otorgados por el Estado, llevaron a la empresa a una situación límite. “Las unidades están deterioradas y no se puede cumplir con el servicio como corresponde”, dijo el delegado, que además agregó que “el objetivo de los empresarios es también, romper con la organización gremial”.

Los trabajadores de la empresa se mostraron molestos por la falsa información que se difundió en las redes sociales, y que hablaban de las líneas 317, 635 y 174 dejarían de funcionar por tiempo indeterminado, hasta que otra empresa se haga cargo de los recorridos.

“Esto no es cierto, nosotros vamos a poner todo para brindar el servicio. Mientras nos mantegan los insumos, no nos corten el gasoil y manden los repuestos, vamos a garantizar los servicios”, aclaró Olivera.