miércoles 24 abril, 2019
Ultimas noticias

Transportistas aseguran que no pueden cumplir con el servicio de traslado para discapacitados

Según explicaron desde la Asociación de Transportistas y Amigos de Educación para Capacidades Distintas, el Estado sólo destina el 40 por ciento del importe del servicio. “Es imposible sostener la actividad”, aseguraron.

A inicios de este año, la Nación traspasó a las provincias el pago de las prestaciones de transporte del Programa Federal Incluir Salud, un servicio que garantiza el traslado de personas con discapacidad hacia los centros de día. De esta manera, cada provincia debe hacerse cargo de la gestión y el Estado destina, así, 560 pesos a cada afiliado. Sin embrago, desde el sector aseguran que con ese importe solo se logra cubrir el 40 por ciento del traslado mensual.

En diálogo con el programa 5 Minutos Más, por Radio Universidad, Javier Pérez, titular de la Asociación de Transportistas y Amigos de Educación para Capacidades Distintas (ATAECADIS), manifestó que con esos montos “es imposible mantener el servicio”.

“Bajo la cobertura de Nación estábamos atravesados por un nomenclador de valores que era igual para todo el país. Ahora, cada arancel depende de la economía de cada provincia. Además, hay que calcular los gastos que tenemos y los problemas que surgen junto al aumento constante de la inflación. Así no podemos seguir trabajando”, advirtió.

Del mismo modo, recordó que la Ley Nacional de Discapacidad dice que la prestación tiene que ser abonada al ciento por ciento. “Solo nos destinan 560 pesos mensuales y, luego, con ese dinero solo se puede cubrir menos de la mitad de la totalidad de los traslados. Esto es un ajuste escondido”, alertó.

Por ello, el presidente de ATAECADIS explicó que “es imposible sostener la actividad”. “Se decidió, junto con todos los transportistas, no trasladas a los chicos de Incluir Salud hasta que no haya una resolución a esta problemática. Pusimos una medida cautelar y estamos esperando una inminente resolución para poder volver a trabajar. Los afectados son los discapacitados porque, si no trabajamos, no pueden llegar a los centros de día”, aseguró.