martes 18 septiembre, 2018
Ultimas noticias

Un matancero y una inglesa unieron las Islas Malvinas a nado

El oriundo de Isidro Casanova, Rubén González, y la británica Jade Perry recorrieron los cinco kilómetros del estrecho de San Carlos, sin protección térmica, en casi una hora y media. “En mi caso, fue un homenaje a los héroes de la guerra”, dijo el mentor de la proeza.

Rubén González nació y se crió en Isidro Casanova y actualmente vive en Ramos Mejía. Nadador de aguas abiertas, y sobre todo frías, hace unos días vivió una de las mejores experiencias de sus travesías: nadó los cinco kilómetros del estrecho de San Carlos, que une las islas Gran Malvina y Soledad, sin protección térmica.

Pero el desafío en las heladas aguas del archipiélago (10°C y menos, en algunos pasajes) lo realizó con su amiga Jade Perry, a quien conoció en una excursión al Lago Ness, donde también nadó ‘en cuero’. “Fue muy emocionante. En un principio iba a nadar solo, pero después invité a mi amiga. En mi caso fue un homenaje a los héroes de la guerra”, contó González en Después vemos, por Radio Universidad.

Rubén y Jade completaron el trayecto en 1h26m y estuvieron acompañados por la nadadora María Inés Mato, quien los seguía en un kayak. También, los acompañó un equipo en un gomón y un velero. “La preparación para el cruce, que tuvo un año de planificación, la hice en la Costa, en invierno. Hace unos meses fui a nadar a Bariloche y todos los días me bañaba con agua fría”, comentó el matancero, quien años anteriores nadó en el Lago Argentino, junto al Glaciar Perito Moreno, y en el Canal de Beagle.

En referencia a lo que significó para él esta experiencia, señaló: “Fue muy interesante la experiencia; charlamos con los kelpers, recorrimos el cementerio… Todo lo vivimos con emoción. Siempre estuve conectado con Malvinas aunque no tuve a nadie cercano en la guerra, pero mi viejo siempre se interesó y me daba libros, revistas y artículos para leer”.