sábado 15 diciembre, 2018
Ultimas noticias

Vecinos en pie de guerra contra el traslado del Mercado de Hacienda a La Matanza

Contaminación, enfermedades, olor nauseabundo y miles de camiones entrando y saliendo a toda hora son las principales preocupaciones en Aldo Bonzi. Ya anunciaron una movilización para rechazar la medida.

Aprincipios de julio, autoridades porteñas y de la Naciónfirmaron el convenio que autoriza la mudanza del Mercado de Hacienda de Mataderos al partido de La Matanza. Sin embargo, tanto los funcionarios comunales como los vecinos que viven en las inmediaciones del Mercado Central, la zona en que se emplazaría el matadero, se oponen a la medida.

“No al Mercado de Hacienda en el barrio” es el reclamo que se replica entre los habitantes de Aldo Bonzi, una de las localidades que más sufriría los conflictos ambientales que se desprenden del traslado. Contaminación del agua y el suelo, enfermedades, olor nauseabundo, residuos orgánicos y miles de camiones entrando y saliendo del vecindario son las principales problemáticas denunciadas por los frentistas.

“Se dice que va a ser en la zona de Ruta N° 4 (Camino de Cintura) y la autopista de Ezeiza, cerca de Puente 12. A 300 metros de ese lugar, tenemos el río Matanza, donde hay dos especies de tortugas, cinco de peces y 120 de aves”, alertó Alberto García, historiador, investigador y fotógrafo creador de la reconocida página de Facebook local Aldo Bonzi Histórico.

“Todos sabemos que los mataderos traen comida y dejan muerte y enfermedades. Por día, ingresan a los corrales del matadero 350 camiones jaula, algo así como 14 mil cabezas de ganado, con todos los problemas y patologías que ello implica”, advirtió al aire de Entre tanta gente, por Radio Universidad.

Para visibilizar el reclamo, el próximo domingo, a las 16, vecinos de la zona realizarán una marcha que partirá de la plaza Martín Fierro, sita en Cucha Cucha y Guanella, y llegará hasta las inmediaciones del predio donde se instalaría el Mercado de Hacienda. En ese lugar, se llevará a cabo un abrazo simbólico y se protestará por el “alto grado de contaminación ambiental” que provocaría el traslado.