martes 11 diciembre, 2018
Ultimas noticias

Verónica Magario sobre el crimen de Leandro Miguel Alcaraz: “La inseguridad no sabe de grietas”

En momentos donde la agenda pública se encuentra conmovida por el lamentable crimen de un colectivero en zona oeste del Gran Buenos Aires, puntualmente en el partido de La Matanza, la máxima autoridad de dicho municipio, la Intendenta Verónica Magario, luego de mantener reuniones de urgencia con los choferes de colectivos, señaló a la prensa de manera contundente: “La inseguridad no sabe de grietas. Cuando un trabajador muere de forma tan dolorosa es porque el Estado llegó tarde o no llegó. Por eso estamos acá poniendo el cuerpo y dando la cara. Es muy triste el dolor de sus compañeros y familiares”.

Visiblemente conmovida la intendenta Magario reforzó con un viejo pedido a las autoridades de la Provincia de Buenos Aires: “Basta. Ya basta por favor. Cuántas vidas más nos tienen que robar. Cuántas historias más tienen que quedar truncas. Por favor necesitamos de manera urgente más fuerzas de seguridad en La Matanza. Queremos que la Gobernadora bonaerense y la justicia hagan su trabajo de forma urgente. Hace dos años nos sacaron de La Matanza 1000 efectivos de Gendarmería Nacional. Nos dejaron solamente 140 gendarmes, que no alcanzan para nada. Donde se produjo este hecho funcionaba hasta hace dos años una base de Gendarmería Nacional; que se encargaba de hacer controles de requisa en los colectivos. Asimismo, en el año 2015 teníamos 4900 policías y hoy nos dejaron solamente 4200 policías, es decir: tenemos 700 policías menos que hace dos años. En Capital Federal tienen 28.000 policías para 2.800.000 habitantes; lo que equivale a un policía cada 100 habitantes. En La Matanza apenas tenemos 4200 policías; lo que equivale a un policía cada 524 habitantes. La inseguridad no conoce de colores ni banderas políticas. Por eso debemos atacarla entre todos. Asimismo, conforme la reunión que mantuve hace horas con choferes de colectivos, junto a ellos le pedimos a la Gobernadora Vidal que cumpla con la ley que hace mas de un año votó la Legislatura de la Provincia, que exige que se pongan cámaras en los colectivos de toda la Provincia de Buenos Aires. Si hoy hubieran estado esas cámaras en los colectivos, quizás este desgraciado hecho de inseguridad no hubiera ocurrido.”

Antes de finalizar, Magario subrayó: “Nosotros no hacemos política con la inseguridad. Pedimos prudencia en las declaraciones de algunos funcionarios públicos. Y sobre todo respeto a la familia, amigos y compañeros de trabajo de la víctima. Pero que sepa toda la opinión pública y todos nuestros ciudadanos que la Provincia de Buenos Aires, y en esto no somos la excepción, viene mostrando un crecimiento alarmante del delito. La droga en los barrios y en las calles está haciendo estragos. Por favor que nos escuchen de manera urgente. Que atiendan el grito de los que hoy lloran con razón a Leandro”.