sábado 14 diciembre, 2019
Ultimas noticias

A pesar del congelamiento, los precios de los combustibles aumentan cinco por ciento desde este viernes

El Gobierno nacional autorizó un incremento del cinco por ciento en el precio de los combustibles, a pesar de que el precio estaba congelado hasta el 13 de noviembre. El motivo de la suba sería un posible “desabastecimiento” y no se descartan otras en el corto plazo.

La variación que ha tenido el dólar tras las elecciones presidenciales sigue teniendo consecuencias. Y, aunque en los últimos días llegó a bajar hasta en poco más de 63 pesos, el Gobierno nacional autorizó un nuevo incremento en el precio de los combustibles, que será de cinco por ciento desde este viernes. Así lo decidió la Secretaría de Energía, que encabeza Gustavo Lopetegui, a pesar de que el precio de las naftas tiene un congelamiento que, según se había anunciado, estaría vigente hasta el 13 de noviembre.

“Con el objetivo de amortiguar el impacto de la finalización el próximo 13 de noviembre del período de vigencia establecido en el Decreto 566/2019 en los precios en surtidor, el Gobierno autorizará una suba de cinco por ciento de los combustibles y del dólar de referencia para el precio del crudo, que se establece en 51,77 pesos”, indica el comunicado oficial.

La decisión se tomó luego de los constantes reclamos al Ejecutivo por parte de las petroleras, con la explicación de evitar un posible “desabastecimiento”. “Resulta necesario para ir normalizando los precios del sector con el fin de proteger al consumidor y sostener el nivel de actividad”, señala el escrito.

Para las petroleras, los precios de venta al público tienen un retraso de alrededor de 20 por ciento, por lo que se espera que, en el corto plazo, haya nuevos incrementos en las naftas, que serían en el orden del mencionado y en forma escalonada.

A partir del 14 de noviembre, los precios de los combustibles estarán liberados y serán fijados por las petroleras, en los surtidores y en lo que pagan a los productores. Hay expectativa por las políticas que implemente el nuevo Gobierno sobre el tema, que ya adelantó la idea de desdolarizar las tarifas en lo que respecta a servicios básicos como luz y gas.