viernes 22 noviembre, 2019
Ultimas noticias

Ajuste en discapacidad: los institutos privados especiales advierten que están en una «situación de quebranto»

Son más de 200 establecimientos en todo el país que brindan servicios a casi 18.000 personas. Transportistas que no llegan por no tener garantías de cobro, bajos aranceles, atrasos en los pagos, deudas pendientes, haberes que pierden por goleada ante la inflación y salarios que se pagan en cuotas completan el panorama. El impacto en La Matanza.

Después de la multitudinaria movilización a la Quinta Presidencial de Olivos, las entidades y organizaciones que integran el Foro Permanente para la Promoción y la Defensa de los Derechos de las Personas con Discapacidad evaluaron positivamente la actividad, debaten los pasos a seguir y anticiparon, según pudo saber El1 Digital, que para el jueves próximo está prevista una reunión con las autoridades de la Agencia Nacional de Discapacidad, en un encuentro que dejará en claro si el Gobierno nacional encabezado por el Presidente Mauricio Macri frenará los ajustes en el sector.

En el caso de las instituciones privadas destinadas a las personas con discapacidad, Carlos Muñoz, presidente de la Asociación de Institutos Educativos Privados Especiales Argentinos (AIEPESA), en diálogo con El1 Digital, analizó: “Agrupamos a más de 200 instituciones en todo el país que no son solamente educativas. Son también asistenciales, centros de día, centros educativos terapeúticos, hogares y centros de rehabilitación. Estas instituciones prestan servicio a casi 18.000 personas”, detalló.

En relación al impacto del ajuste en los derechos de las personas con discapacidad, Muñoz ejemplificó: “En el caso del transporte de personas con discapacidad, que en el programa nacional Incluir Salud se ha derivado a las provincias, hay muchos transportistas que han decidido no transportarlas más, porque no tienen garantías de cobro, y mucho menos saber qué es lo que van a cobrar. Entonces, muchos chicos no son transportados a las escuelas, a los centros de día, a los centros educativos terapeúticos. Entonces, (los familiares) los tuvieron que trasladar por sus propios medios, y a otros no los pudieron trasladar. Esto implica una falta total de precaución en una prestación, para que puedan tener otra prestación. Entonces, sin transporte, no hay prestación principal. Si la persona con discapacidad no llega, no recibe la prestación principal, así que esto es fundamental”.

Y definió: “Incluir Salud ha hecho un ajuste en este tipo de prestaciones. Todos sabemos que no estamos viviendo en el mejor de los mundos en lo económico, en nuestro país. Y justamente al sector más vulnerable, por pobreza y por discapacidad, es al que le están aplicando un ajuste tremendo. Por eso, nosotros decimos No al ajuste en discapacidad”.

El ajuste se expande

También, a este panorama, se suman situaciones como aranceles bajos, deudas y aumentos insuficientes, tanto a los profesionales como a las instituciones privadas que brindan los servicios. “Está también el tema de los aranceles que se les pagan a las instituciones y a los profesionales. El año pasado se otorgó un doce por ciento de aumento promedio -a algunas prestaciones cinco, a otros 22-, prácticamente nada, porque todos sabemos cuál fue la inflación. Ahora, pretenden dar un 25 o 26 por ciento de aumento. Estamos en una situación de quebranto, por eso la movilización del jueves fue masiva, y en muchas instituciones pagando los haberes en cuotas. Otras instituciones han agotado sus reservas, han pedido créditos y están en una situación acuciante que repercute en la atención de las personas con discapacidad”, señaló el presidente de la AIEPESA.

“En todo el sistema a nivel nacional, calculamos que hay entre 90.000 y 100.000 personas trabajando. En Incluir Salud, hay deudas de 2017, 2018 en algunas instituciones. A casi todas les deben el mes de diciembre. El martes, tuvimos una reunión con el director de la Agencia Nacional de Discapacidad y le explicamos que, aunque hoy se cobre todo, no se llegan a cubrir los costos. Vamos a tener una reunión para tratar esta temática. Hasta ahora, parece que el idioma de los funcionarios no es el idioma de las personas con discapacidad ni de las instituciones que trabajan para ellos”.

En La Matanza

La Asociación que preside Muñoz tiene sede, también, en Ramos Mejía, y su titular brindó su visión del panorama en el Partido: “La situación es similar en todos los lugares. Las instituciones que tienen muchos chicos de Incluir Salud están peor que las que dependen de obras sociales nacionales. Casi todas las instituciones de La Matanza estuvieron presentes en la movilización del jueves, y hay algunas en situaciones muy difíciles, que vinieron hasta con el personal, porque no pueden continuar. En la movilización hubo por los menos 14 instituciones de La Matanza. Hubo más de cien instituciones de todo el país presentes en la movilización”.